EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Presidentes centroamericanos acordaron con Biden un nuevo plan de acción

25/02/2016 | 07:24 am


WASHGINTON.- Los presidentes de los países del Triángulo Norte de Centroamérica se reunieron con el vicepresidente de EE.UU., Joe Biden, para avanzar en el Plan de la Alianza para la Prosperidad de esa región, y acordaron un nuevo marco de acción para 2016.

Biden se reunió con los mandatarios de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén; Guatemala, Jimmy Morales, y Honduras, Juan Orlando Hernández, en la Blair House, una mansión ubicada muy cerca de la Casa Blanca y destinada a hospedar a jefes de Estado en sus visitas oficiales a Washington.

Según el subsecretario adjunto de Estado de EE.UU. para Latinoamérica, Juan González, en entrevista telefónica con Efe, «los líderes se pusieron de acuerdo en avanzar en un plan de acción para el año 2016 que llevará pasos muy concretos y específicos».

Ese plan abarcará esfuerzos para «combatir el tráfico de personas, continuar esfuerzos para fortalecer la seguridad fronteriza, y facilitar el regreso» de los inmigrantes indocumentados deportados a la región desde EE.UU., explicó.

También buscará «expandir el capital humano, fortalecer los ministerios públicos y las instituciones encargadas de administrar justicia», además de definir el papel de los «policías civiles», y aumentar «la cooperación en el ámbito energético», según González.

Biden instó a los mandatarios centroamericanos a hacer más para combatir la corrupción y reducir la emigración ilegal si quieren que el Congreso estadounidense apruebe este año más fondos para sus países.

«Está en el interés de Estados Unidos que haya prosperidad y seguridad en la región», dijo Biden, el único de los cuatro que hizo declaraciones a la prensa antes de la reunión.

El vicepresidente recordó que el Congreso estadounidense aprobó recientemente una partida de 750 millones de dólares para la ejecución del Plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte, diseñado por los tres países centroamericanos para combatir las causas de raíz que generan la emigración ilegal.

EFE