EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Frank-Walter Steinmeier, presidente de Alemania / EFE

Presidente alemán tacha de «vergonzosas para Occidente» las imágenes de Kabul

17/08/2021 | 07:24 am


BERLÍN.- El presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, calificó hoy las imágenes que llegan desde Kabul de «vergonzosas para Occidente», al que consideró «corresposable» de la «tragedia humana» que vive Afganistán.

«Las imágenes de desesperación en el aeropuerto de Kabul son vergonzosas para Occidente», dijo antes de pronunciar un discurso en el marco de un acto en recuerdo del asesinato hace cien años a manos de dos militares nacionalistas del exvicecanciller y exministro de Finanzas de la República de Weimar Matthias Erzberger.

«Estamos viviendo en estos días una tragedia humana de la que somos corresponsables y un antes y un después en materia política que nos estremece y que va a cambiar el mundo», afirmó.

Se refirió a la «larga sombra» que arroja sobre Occidente «la rápida caída del Gobierno afgano y de sus fuerzas armadas, así como el regreso al poder sin mucha resistencia» de los talibanes.

Las «dramáticas imágenes» de Kabul y los acontecimiento en Afganistán «no dejan indiferentes a nadie» y son «particularmente angustiosos» para aquellas personas que durante veinte años han trabajado «por una vida mejor» para la población afgana, poniendo para ello en riesgo incluso su propia vida, agregó.

El fracaso del esfuerzo internacional en crear una estructura estable y sostenible en Afganistán «plantea preguntas fundamentales sobre el pasado y el futuro de nuestro compromiso exterior y militar», dijo, antes de añadir que las respuestas hay que buscarlas también y de manera conjunta dentro de la alianza occidental.

ALEMANIA SUSPENDE COOPERACIÓN AL DESARROLLO EN AFGANISTÁN

El Gobierno alemán anunció la suspensión de la ayuda a la cooperación y el desarrollo en Afganistán tras la toma del poder por los talibanes.

«La cooperación al desarrollo actualmente queda suspendida», dijo el titular alemán de esa cartera, Gerd Müller, en declaraciones al diario «Rheinische Post».

Al mismo tiempo expresó su alivio y agradecimiento por el hecho de que los colaboradores alemanes e internacionales de la Sociedad Alemana de Cooperación Internacional (GIZ, por sus siglas en alemán) que permanecían en Afganistán «hayan podido abandonar el país sanos y salvos».

Aseguró que se está trabajando para «sacar de manera segura de Afganistán» a los empleados locales de la ayuda alemana la desarrollo y de las organizaciones de ayuda colaboradoras que lo deseen y que se está tratando de hacer en el marco de los vuelos de evacuación del ejército alemán y otras posibles vías. EFE