EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Alexandre Benalla, ex agente de seguridad del presidente francés, Emmanuel Macron

Polémico exagente de Macron usa pasaporte diplomático

27/12/2018 | 11:48 am


Alexandre Benalla, ex agente de seguridad del presidente francés, Emmanuel Macron

PARÍS.- Alexandre Benalla, el polémico ex agente de seguridad del presidente francés, Emmanuel Macron, imputado por haber agredido a manifestantes haciéndose pasar por policía, sigue usando un pasaporte diplomático pese a que fue despedido en julio, reveló hoy el digital Mediapart.

El rotativo apuntó que ese documento fue expedido en mayo y ha sido utilizado por Benalla en las últimas semanas para entrar en diversos países africanos y en Israel.

La noticia se conoce en una semana de tensión entre el Elíseo y el antiguo hombre de confianza de Macron, después de que se conociera que Benalla estuvo en Chad a principios de mes, dos semanas antes de un viaje oficial allí del mandatario.

La Presidencia gala se apresuró a decir que Benalla no es un emisario «oficial u oficioso» del presidente y ha abierto una investigación interna para examinar si se aprovechó de la influencia de su anterior cargo.

El diario Le Monde informó hoy de que el director del gabinete de Macron, Patrick Strzoda, le escribió el pasado día 22 para pedirle «todas las informaciones pertinentes» sobre eventuales misiones personales y privadas que haya ejercido como consultor.

Benalla, de 27 años, viajó acompañando a una delegación empresarial extranjera a Chad, donde fue recibido tanto por el presidente de ese país, Idriss Déby, como por su hermano, Oumar, que está al frente de la Dirección General de la Reserva Estratégica (DGRS) chadiana.

El Elíseo le ha subrayado que debe respetar el secreto profesional y el deber deontológico vinculados a su anterior puesto, y le ha prohibido sugerir que cuenta con un apoyo tácito de la presidencia.

«Voy a seguir haciendo lo que hago», aseguró, en declaraciones recogidas por Le Monde Benalla, convencido de que algunos consejeros presidenciales «que no soportan a alguien que no es de su entorno» quieren frenar su nueva trayectoria.

Benalla está imputado por actos de violencia cometidos en el marco de la manifestación del pasado 1 de mayo en París, en la que se hizo pasar por policía.

El caso provocó este verano una de las mayores crisis políticas del mandato de Macron, ante las sospechas de que el Gobierno trató de silenciar los hechos y llevó al Ejecutivo a ser objeto de dos mociones de censura en la Asamblea Nacional, superadas gracias a la amplia mayoría del partido presidencial.

EFE/SPLL

Radio Escuela

Videoteca

Playlist Mega

Zona Éxitos