EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Polémica en China tras ofrecer Airbnb noches en atalaya de la Gran Muralla

07/08/2018 | 07:11 am


SHANGHÁI.- La plataforma de alquiler turístico Airbnb ha levantado ampollas en China después de lanzar una promoción por la que sortea entre sus usuarios pasar la noche en una atalaya de la Gran Muralla, el monumento nacional por excelencia.

Ocho viajeros tendrán la oportunidad de pasar la noche en la Gran Muralla de China, considerada una de las mayores maravillas de la arquitectura antigua y Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, si ganan un concurso internacional que la compañía ha lanzado en sus once mayores mercados: China, Estados Unidos, Gran Bretaña, India, Japón, Corea del Sur, Australia, Alemania, Italia, España y Francia.

Para alojarlos, se acondicionará temporalmente una atalaya del histórico monumento de 2.600 años de antigüedad, ubicada en la sección de Badaling (junto a Pekín), que será convertida en una habitación doble, con una cama, decoración e iluminada por velas, pero carente de electricidad, wi-fi, aire acondicionado, televisión e incluso techo.

No hay leyes que prohíban a las personas pasar la noche en el recinto y algunas compañías de turismo incluso ofrecen paquetes para acampar, pero ésta será la primera vez en la historia que se ofrece algo similar, asegura Airbnb.

La idea de la competición fue el resultado de una colaboración entre Airbnb y la empresa estatal de turismo Beijing Badaling.

Las leyes que exigen la protección y conservación del monumento que se extiende unos 21.000 kilómetros datan de 2006 y prohíben estrictamente la construcción de instalaciones que no sean para la conservación.

EFE