EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Vista de la portada del diario más leído de Noruega, el Aftenposten, en un quiosco de Oslo, Noruega, hoy, 9 de septiembre de 2016 (EFE)

Polémica contra Facebook en Noruega por censurar foto de «La niña del napalm»

09/09/2016 | 10:26 am


COPENHAGUE.-Varios miembros del Gobierno noruego, incluida la primera ministra, y el principal rotativo del país han atacado hoy a Facebook después de que la red social prohibiera la publicación de «La niña del napalm», la icónica fotografía tomada en 1972 durante la guerra de Vietnam.

La polémica comenzó hace unos días, cuando se supo que Facebook había cerrado temporalmente la cuenta del escritor noruego Tom Egeland por difundir en su página la imagen, en la que aparece una niña desnuda huyendo del bombardeo con napalm realizado por las fuerzas estadounidenses.

El hecho motivó que otras personas y varios medios siguieran el ejemplo de Egeland, incluido Aftenposten -el principal diario noruego-, pero también fueron conminados por Facebook a retirar la imagen por la prohibición de difundir desnudos en sus páginas.

«Facebook comete un error por censurar fotos así. Hablamos de una imagen que ha contribuido a la historia universal, la imagen de una niña aterrorizada que huye de la guerra», escribió hoy en su cuenta en esa red social la primera ministra, Erna Solberg, que reprodujo además la mítica fotografía del reportero Nick Ut.

Solberg elogió la lucha de Facebook y otros medios contra las imágenes y contenido violentos, sobre todo relacionados con niños, pero criticó que se «censuren» fotos como la de Ut y sostuvo que actos así contribuyen a «limitar la libertad de expresión».

El comentario de la primera ministra noruega con la foto de Ut fue eliminado por Facebook horas después, lo que denunció la propia Solberg en ese mismo medio, volviendo a publicar esa y otras imágenes históricas.

«Mientras estaba sentada en un vuelo de Oslo a Trondheim (oeste de Noruega), Facebook borró un comentario en mi página. Lo que hace eliminando fotos de este tipo, independientemente de que tenga buenas intenciones, es reescribir nuestra historia común», afirmó.

EFE