EN VIVO DEPORTES



EFE

Piqué salvó el debut de España en la Eurocopa

El jugador del Barcelona marcó el tanto de la victoria sobre República Checa en el minuto 87´ del compromiso

13/06/2016 | 11:17 am


TOULUSE.- Un testarazo de Gerard Piqué a tres minutos del final, condujo a España a un estreno con triunfo sufrido en el inicio del camino a la defensa de la corona en la Eurocopa 2016 (1-0), ante una República Checa, que se armó en defensa y construyó un muro ante el que La Roja se armó de paciencia para comenzar un gran torneo con triunfo ocho años después.

Nunca había iniciado España en la ‘era Del Bosque’ con triunfo una Eurocopa o Mundial. El partido que marca el pulso en todo el campeonato siempre se le atragantaba y a punto estuvo de volver a hacerlo si no es por Andrés Iniesta y Piqué.

El partido presentó el planteamiento esperado, uno de esos sistemas que ponen a prueba la paciencia de La Roja. La República Checa juntó sus líneas, defendió en veinte metros, entregó el balón y, cuando lo tuvo, pobló una zona donde entendió que podía hacer daño. Siempre tuvo superioridad a la espalda de Busquets. Un mínimo error de concentración le costaría caro a España, que buscó el gol de forma incesante.

El balón parado estiró a la República Checa de inicio. Los de Pavel Vrba eran conscientes de su menor calidad. Lo intentaron con Rosikcy y buscando el remate de Necid. Solo inquietaron a De Gea en la última acción del primer acto tras un error al tirar el fuera de juego de Juanfran. El remate lo detuvo en dos tiempos el portero español.

La República Checa levantó un muro que iba a ser difícil de derribar, más aún con un guardián como Petr Cech, que brilló al cuarto de hora, cuando un chispazo de Silva inventó el pase medido a Morata. Llegó en carrera, impulsado y con todo para marcar. Le salió centrado su derechazo al cuerpo del meta checo.

El asedio debía ser mayor en la segunda mitad. Antes de que Del Bosque buscase variantes. España aumentó una marcha en su velocidad. Segundos después del arranque ya intimidaba. El pase medido de Iniesta a Morata acababa en pase atrás y despeje de Hubnik al palo. Era el inicio de numerosos córners que acababan con Nolito chutando al muro tras un despeje de Cech y Ramos viendo como la defensa rival sacaba la suya. Su esperado primer gol en un torneo con La Roja.

Solo debía cuidar España no despistarse en el repliegue y las acciones a balón parado. Fue como sufrió más de un susto. A los 57 minutos De Gea sacaba abajo el remate de Hubnik a una falta lateral de Krekcl. Y ocho después el testarazo en el segundo palo de Gebre Selassie lo sacaba bajo palos Cesc.

Del Bosque no tocó el sistema pero cambió sus piezas. La pelea de Morata no tuvo premio y dejó su sitio al momento de Aduriz. Le buscaron con centros. Pidió penalti, empujado en su primer intento, y dejó una bonita chilena en el segundo.

Pasaban los minutos y aumentaba el nerviosismo. Las ocasiones llegaban pero faltaba el remate, la décima de segundo de pausa para definir. No la tuvo Jordi Alba, totalmente solo tras un pase perfecto de Silva. Y Thiago, que entró por Cesc, tardó en rematar la asistencia de Nolito.

En área checa moría el partido cuando uno de los innumerables intentos de Iniesta, su centro con guante de seda encontró la subida al ataque de Piqué que cabeceó a la red. El jugador que fue silbado por su propia afición en el último año en estadios españoles se convertía en el salvador a tres minutos del final.

Ficha técnica:

1 – España: De Gea; Juanfran, Piqué, Sergio Ramos, Jordi Alba; Busquets, Cesc (Thiago, m.70), Iniesta; Silva, Nolito (Pedro, m.82) y Morata (Aduriz, m.62).

0 – República Checa: Cech; Kaderebaek, Sivok, Hubnik, Limbersky; Theo Gebre Selassie (Sural, m.84), Plasil, Darida, Krejci, Rosicky; y Necid (Lafata, m.75).

Goles: 1-0, m.87: Piqué.

EFE