EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Kim Jong-un, líder de la nación norcoreana. Foto cortesía: EFE

Pionyang declaró la «victoria» sobre el covid-19

11/08/2022 | 09:13 am


Seúl.- Corea del Norte declaró la «victoria» en la campaña de emergencia del país contra el covid-19, un virus que consideran venido de su vecina del sur y que el líder norcoreano, Kim Jong-un, también podría haber pasado con «altas fiebres», según recogieron este jueves medios estatales.

El mandatario afirmó «solemnemente la victoria en la campaña antiepidémica de máxima emergencia para exterminar el nuevo coronavirus», según recogió la agencia estatal KCNA, tres meses después de que la nación informara su primer brote de la enfermedad.

Kim Jong-un hizo este anuncio durante una reunión con funcionarios de salud e investigadores el miércoles y ordenó la flexibilización de las medidas de emergencia impuestas desde un nivel máximo de prevención a un nivel normal.

El líder norcoreano también elogió las contribuciones de los profesionales de la salud para «desactivar con éxito la grave crisis de propagación de la epidemia» y definió al «sistema social del país como el mejor del mundo».

Su hermana, Kim Yo-jong, por su parte, culpó a los panfletos y otros «objetos sucios» procedentes de Corea del Sur de causar el brote del virus en el Norte y propuso medidas duras contra el país vecino.

«El orgulloso éxito de hoy demuestra una vez más que podemos permanecer imperturbables ante cualquier catástrofe y superarla sin falta mientras estemos bajo la sabia dirección del Comité Central del Partido, y muestra más claramente el tremendo poderío de nuestro país», aseguró.

Kim Yo-jong también apuntó a que su hermano podría haber pasado la enfermedad con «fiebre alta», pero que no pudo descansar «mientras dirigía los esfuerzos antiepidémicos del país».

El pasado 12 de mayo, Pionyang informó por primera vez de su primer caso de covid-19 tras no haber hecho público ningún contagio desde el inicio de la pandemia e impuso cierres en todo el país, aunque no ha informado de más casos sospechosos desde el 29 de julio.

Corea del Norte, que aún no había administrado ni una sola vacuna anticovid hasta mayo, rechazó ofertas de ayuda sanitaria, incluyendo vacunas, de Seúl y Estados Unidos, pero, según la Alianza Global para la Vacunación (GAVI), habría aceptado vacunas de China y empezado a administrarlas.

LA RESPONSABILIDAD DEL SUR

La hermana del líder también expresó su preocupación por la expansión del virus a través de la superficie de objetos y dijo que esto les llevó a sospechar de los «despreciables de Corea del Sur», y a considerar los objetos venidos de este país, incluidos panfletos, como posibles portadores del virus.

«Lo que importa es el hecho de que los títeres surcoreanos siguen lanzando panfletos y objetos sucios en nuestro territorio», remarcó Kim Yo-jong, quien también apuntó que se tomarían medidas no sólo contra el virus sino con las personas encargadas de propagarlo desde el país vecino.

Por su parte, Corea del Sur respondió hoy a estas acusaciones diciendo que esta es una estrategia del Norte para evitar cualquier responsabilidad sobre la expansión del virus, según Hong Min, director de la División de Investigación sobre Corea del Norte del Instituto de Unificación Nacional de Corea, en declaraciones recogidas por la agencia surcoreana Yonhap.

«Para las autoridades norcoreanas fue como matar dos pájaros de un tiro, ya que les dio la oportunidad de justificar su política hostil contra Corea del Sur», señaló el experto.

Corea del Norte, que lleva completamente aislada del exterior por la pandemia desde 2020, ha ignorado los llamamientos surcoreanos o estadounidenses para retomar el estancado diálogo sobre desnuclearización.

El año pasado aprobó un plan de modernización armamentística que está detrás del número récord de pruebas de proyectiles que ha realizado este año (más de 20) y de los preparativos, captados desde febrero, para un nuevo test atómico, que sería el séptimo del país asiático y el primero desde 2017. 

EFE