EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Juan Carlos Pinzón, candidato presidencial Colombia

Pinzón advierte de «incertidumbre» en Colombia si no hay orden con la paz

23/11/2017 | 10:16 am


Juan Carlos Pinzón, candidato presidencial Colombia

BOGOTÁ.- Reconocido por liderar golpes contra los grupos armados y como un ministro de Defensa cauteloso frente al diálogo con las FARC, Juan Carlos Pinzón, ahora aspirante a la Presidencia de Colombia, advierte que el país debe tener orden en la implementación de la paz o caerá en «una gran incertidumbre».

«Si ese tema de la paz no se ordena se crea una gran incertidumbre y queda la impresión de que hay unas personas, muy pocas, que están recibiendo unos beneficios exagerados frente al resto de la sociedad colombiana», dijo Pinzón en una entrevista con Efe.

Agregó que mientras eso sucede, los guerrilleros rasos «incluso se están yendo a conformar disidencias, porque no ven una respuesta»,

Pinzón, que buscará la Presidencia como candidato independiente del movimiento Ante todo Colombia, señaló que en la implementación de la paz «se requiere firmeza y unos planes claros que permitan desmovilizar y absorber a estas personas (exguerrilleros) dentro de la sociedad».

«Cuando yo era ministro de Defensa desmovilizaba cuatro personas promedio por día y muchas de estas personas fueron encontrando camino, fueron encontrando futuro; eso es lo que no está ocurriendo hoy», afirmó en vísperas del primer aniversario de la firma del acuerdo que acabó con 53 años de conflicto con las FARC.

Pinzón, economista que también fue embajador de Colombia en Estados Unidos y tiene experiencia en el sector privado y la banca multilateral, se presenta como de centro, pero admite que «para todo el mundo está claro» que él es tal vez «la persona de mano más firme» de todas las que se disputan a Presidencia.

«El país necesita orden y necesita a alguien con la mano firme que proteja los derechos y que defienda los intereses de Colombia», agregó el político, quien considera que el país «está descuadernado» y requiere «un gobernante que tenga carácter y que recupere la idea de que tienen que tener miedo los hampones y no los ciudadanos y las víctimas».

A renglón seguido aclaró que en materia de paz «nadie quiere devolverse» y que no llevará al país «en reversa», sino al futuro y a hablar de tecnología, de desarrollo sostenible y de oportunidades.

«Cuando se habla más y más de la paz es como si siguiéramos nosotros en una agenda de unos señores (guerrilleros) que tienen una visión de 1960 que en todos los países donde se ha implementado ha fracasado rotundamente», añadió.

De igual forma, anticipó que su agenda no será «andar hablando del proceso de paz».

«Y lo que encuentre que sea necesario mejorar, lo voy a mejorar y cuando tenga que exigir, voy a exigir», expresó.

Según dijo, «algunas personas tienden a pensar que por tener una claridad en esto entonces todo está en riesgo, todo lo contrario: lo que el país necesita es esa tranquilidad de que hay mano firme para resolver y defender a la gente (…) pero hay una mano abierta, amiga, comprometida con un futuro en Colombia», sostuvo.

En ese sentido, subrayó que extraditará a quien esté dedicado al narcotráfico, que enviará a la cárcel a los disidentes de las FARC y anunció que buscará crear un programa de desmovilización «como funcionó alguna vez» que ofrezca oportunidades a la gente.

«Le voy a bajar un poquito a esa arrogancia y ese tonito que tienen hoy estos jefes de las FARC hoy que se burlan del país y el país entonces tiene que vivir en la incertidumbre y el temor. No señores, eso es inaceptable», subrayó el aspirante que se presenta como un cambio generacional, de costumbre política y de clase.

El candidato expresó su preocupación por lo que considera «una gran pelea política que está haciendo aparecer opciones que van a llevar a Colombia a un salto al vacío», por la desaceleración de la economía, por la «sensación de impunidad» y por la pérdida de confianza en las instituciones.

En el ámbito internacional, vaticinó que de ganar la Presidencia tendrá una «relación extraordinaria con Estados Unidos, independientemente de quién sea el Gobierno (en Washington)».

El exembajador ante la Casa Blanca agregó que se enfocará en producir resultados en la lucha contra el narcotráfico y en especial contra los cultivos ilegales, aunque indicó que no será «para que allá se pongan contentos» sino para proteger a los colombianos y que esa relación sea en beneficio del país.

EFE/SPLL