EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Piden a Suprema de Brasil abrir otro proceso contra presidente de diputados

La Fiscalía acusa al presidente de la Cámara baja de haber recibido dinero en sus cuentas en el exterior por haber facilitado contratos con Petrobras.

15/10/2015 | 05:36 pm


Brasilia.- La Fiscalía brasileña le solicitó hoy a la corte suprema que abra una investigación contra el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, al que acusa de tener cuentas secretas en Suiza para recibir coimas del escándalo de corrupción en la petrolera Petrobras, informaron fuentes oficiales.

La apertura de proceso fue hecha por el procurador general de la República (Fiscalía), Rodrigo Janot, ante el Supremo Tribunal Federal (STF), la máxima corte del país, debido a que Cunha tiene fuero privilegiado por ser parlamentario.

La Fiscalía ya había solicitado otra investigación contra el presidente de los Diputados y segundo en la línea de sucesión de la Presidencia brasileña, por supuestamente ser beneficiario de los desvíos de recursos de Petrobras y haber recibido cinco millones de dólares por facilitar un negocio de la petrolera estatal.

En la nueva investigación, Janot menciona las supuestas cuentas bancarias que tendrían en Suiza tanto Cunha como su esposa, la periodista Claudia Cruz, y su hija, Danielle Cunha.

Igualmente relata la petición hecha por las autoridades suizas para que se investigue el origen de los recursos de los depósitos en tales cuentas.

El fiscal también incluyó en la petición un testimonio en que uno de los empresarios acusados de desviar recursos de Petrobras, que colabora con la investigación a cambio de la reducción de su pena, asegura haber depositado un soborno en una cuenta de Cunha en Suiza.

En la nueva petición de investigación, igualmente por los delitos de corrupción pasiva y lavado de dinero, la Fiscalía acusa al presidente de la Cámara baja de haber recibido dinero en sus cuentas en el exterior por haber facilitado contratos con Petrobras.

La Fiscalía también pide determinar si el parlamentario incurrió en otros posibles delitos, como evasión fiscal y de divisas.

El procurador general igualmente exige la imposición de una multa de 80 millones de dólares para compensar los daños sufridos por Petrobras, la mayor empresa de Brasil.

Los desvíos en Petrobras son investigados desde el año pasado y ya han enviado a la cárcel, condenados por corrupción, a numerosos empresarios y dirigentes de la estatal.

Según la Fiscalía, las mayores empresas contratistas de Brasil se repartían entre sí los contratos con Petrobras, inflaban sus valores y repartían los excedentes entre dirigentes de la estatal y entre medio centenar de políticos que facilitaban las corruptelas, entre los cuales ya fue citado Cunha.

Interrogado hace dos meses por una comisión parlamentaria que investiga el escándalo de Petrobras, el presidente de los diputados negó tener cuentas en el exterior, lo que ha reafirmado en los últimos días.

Los fiscales alegan, sin embargo, que las cuentas no fueron abiertas a nombre del político y de sus familiares sino de empresas de fachada con sede en el exterior, de las que ellos serían sus principales beneficiarios.

Un grupo de diputados pidió el miércoles ante la Comisión de Ética de la Cámara de Diputados que investigue si Cunha incurrió en alguna violación del código de ética por haber mentido ante una comisión parlamentaria y que, de ser verdad, le abra un proceso para despojarlo del mandato.

El presidente de la cámara baja es actualmente uno de los principales protagonistas de la grave crisis política que enfrenta Brasil debido a que tiene el deber constitucional de aceptar o rechazar las peticiones de juicio con fines de destitución que sean presentadas contra el jefe de Estado.

Cunha ha rechazado hasta ahora once peticiones de la oposición para abrirle un juicio político a la presidenta Dilma Rousseff, pero aún tiene que decidir sobre otras tres solicitudes mejor fundamentadas jurídicamente que las hasta ahora archivadas.

EFE