EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Archivo

Perú importará combustibles por modernización de principal refinería del país

20/03/2019 | 07:30 am


Lima.- Perú importará combustibles mientras concluye el proyecto de modernización de la refinería de Talara (PMRT), que se construye de manera simultánea con la operación de la infraestructura que ya existe en esa localidad del norte del país, informó este martes un comunicado oficial.

La petrolera estatal Petroperú señaló que «algunos de los equipos de la unidad de destilación primaria serán reutilizados y deben integrarse a la nueva refinería Talara», por lo cual la actual refinería «dejará de funcionar» desde noviembre de 2019.

«La nueva refinería Talara iniciará su operación a finales del 2020», precisó antes de indicar que «durante este periodo, Petroperú importará combustibles para cubrir la demanda nacional y garantizar el abastecimiento en todo el país».

La empresa emitió el comunicado después de que el diario El Comercio informó este martes que hasta el momento no se había señalado que se tendrá que paralizar temporalmente la refinería y que la petrolera «intensificará su importación de diésel y gasolinas, a razón de 30 mil barriles diarios (bpd) adicionales».

Agregó que esto generará «un efecto importante a nivel macro» en la economía del país ya que, según sus estimaciones, las importaciones de combustibles crecerían en unos 450 millones de dólares anuales, lo que haría que el mayor déficit en la balanza de hidrocarburos presione hacia un mayor tipo de cambio.

Sin embargo, Petroperú señaló que durante el proceso «si bien se tendrán mayores importaciones de productos requeridos para el abastecimiento del mercado nacional, su efecto en la balanza comercial del país será atenuado por la menor importación de Crudo Oriente».

Añadió que en la actualidad «importa la mayoría de productos que vende en el mercado nacional», porque las normas ambientales del país «exigen el uso de combustibles con un máximo de 50 partes por millón de azufre en la mayoría de regiones, los que no se producen en la actual refinería Talara».

«En tal sentido, lo que sí generará un impacto positivo en la balanza comercial será la operación de la nueva refinería Talara estimada para iniciar operaciones a finales del 2020, la cual producirá más y mejores combustibles -calidad Euro VI- disminuyendo significativamente la importación», acotó.

La petrolera estatal sostuvo que también continuará comprando crudo a las petroleras privadas del noroeste del país, que se procesará en la refinería de Conchán, en el sur de Lima, y se almacenará en las localidades de Bayóvar, Talara y Conchán.

Aseguró que el proyecto de Talara «es financiado íntegramente» por Petroperú «sin afectar al tesoro público, ya que la empresa no depende del presupuesto nacional sino de sus propios ingresos».

«Al mismo tiempo, la empresa se encuentra entre los principales contribuyentes del país», concluyó.

La modernización de la refinería de Talara, a cargo de la estatal Petroperú, tiene un costo actual estimado en más de 5.000 millones de dólares, con la expectativa de procesar 95.000 barriles al día a partir de 2021, la mayoría de los cuales se tendrán que importar de Ecuador o Colombia.

La modernización ha sido largamente esperada en Talara, un desértico distrito de la región Piura a 1.200 kilómetros al norte de Lima, con playa en la costa del Pacífico, que da trabajo a 6.700 personas, 2.000 de las cuales son locales.

El proyecto busca producir combustibles con un contenido de azufre no mayor a las 50 partes por millón, convertir residuales a productos valiosos y gasolinas de mayor octanaje, por lo que las autoridades consideran que significará un ahorro del 2 % del producto interno bruto (PIB).

Se estima, además, que la planta generará un impacto económico de 271 millones de dólares al año, tributos por 139 millones de dólares y un beneficio para la balanza comercial de 3.390 millones de dólares.

EFE