EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Isaías se convierte en huracán /EFE

Paso del huracán «Isaías» por la costa Este de EEUU deja un muerto

04/08/2020 | 11:06 am


WASHINGTON.-El huracán «Isaías», que tocó tierra el lunes de noche en Carolina del Norte, continúa este martes su marcha degradado a tormenta tropical hacia el norte por la costa Este de Estados Unidos, dejando a su paso al menos un muerto, varios heridas, incendios, inundaciones, apagones y tornados.

El Centro Nacional de Huracanes, indicó que en el momento que la tormenta, con vientos de 145 kilómetros por hora tocó tierra anoche cerca de Ocean Isle Beach, en Carolina del Norte, trajo un tornado devastador que asoló un parque de casas móviles en el condado Bertie, en el que una persona murió y varias seguían perdidas esta mañana.

«Isaías», cuya intensidad ha oscilado entre la de tormenta tropical y un huracán de Categoría 1, levantó una marejada que inundó Myrtle Beach, y los meteorólogos indicaron que causará lluvias torrenciales, fuertes vientos y tornados desde las regiones costeras de Virginia a las de Maine.

El boletín más reciente del Centro Nacional de Huracanes, emitido a la hora 08.00 local (12.00 GMT), ubicó el ojo del ciclón en la latitud 37,7 Norte y longitud 76,8 Oeste, con vientos sostenidos de 115 kilómetros por hora y un desplazamiento en dirección norte noreste a 53 kilómetros por hora.

«Existe el peligro de una marejada e inundaciones potencialmente letales a lo largo de la región costera y vías acuáticas adyacentes en Carolina del Norte», advirtió la agencia.

Los meteorólogos esperan que los vientos, ahora con fuerza de tormenta tropical, afecten porciones de la Bahía de Chesapeake esta tarde, derribando árboles y postes de la red eléctrica, con condiciones similares durante la noche en su curso hasta Nueva Inglaterra, en el nordeste del país.

Se esperan lluvias de 75 a 140 milímetros en la región de la Costa Atlántica y se han emitido advertencias de posibles tornados en gran parte de la Península Delmarva, el sur de Nueva Jersey, en el este de Maryland y el este de Virginia.

EFE