EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



La expresidenta de Corea del Sur Park Geun-hye (EFE)

Park declara por primera vez ante la atenta mirada de los surcoreanos

21/03/2017 | 07:25 am


SEÚL.- Ante la atenta mirada de todo el país, la expresidenta surcoreana Park Geun-hye se sometió hoy un maratoniano interrogatorio de los fiscales por su implicación en el caso de corrupción de la «Rasputina», por el cual ha sido destituida.

Antes de comenzar su declaración en la oficina de la fiscalía del Distrito Central de Seúl, la exmandataria hizo una breve intervención ante los periodistas en la que pidió perdón a la ciudadanía y se limitó a decir que responderá a las preguntas de los investigadores «escrupulosamente».

Se espera que la sesión de hoy, en la que los fiscales deben preguntar a Park por trece delitos de los que es sospechosa (incluido soborno y abuso de poder), dure más de 14 horas y termine pasada la medianoche.

Park, que se había amparado hasta ahora en su inmunidad presidencial para no declarar al tiempo que aseguraba que era inocente, volvió a negar hoy todos los cargos en el interrogatorio y no quiso ejercer su derecho a permanecer en silencio, confirmó un portavoz de la fiscalía a la Agencia Yonhap.

La misma fuente se negó a especular sobre la posibilidad que la expresidenta sea detenida y se limitó a decir que la atención «por el momento esta puesta sobre el interrogatorio».

La residencia privada de Park amaneció rodeada de policía, periodistas y simpatizantes de la exmandataria, muchos acampados ahí desde que fue destituida hace 10 días.

La práctica totalidad de los medios surcoreanos transmitió en riguroso directo el recorrido de apenas cinco kilómetros que el convoy de la destituida presidenta entre su casa del barrio de Samseong y la oficina de la fiscalía, con un ingente despliegue de unidades móviles, fijas y hasta drones.

EFE