EN VIVO DEPORTES



Cortesía - @mundodeportivo

Pacquiao: «Invite a Mayweather a que viniese»

La presencia del ex boxeador en el combate levantó la posibilidad de ver una revancha entre ambos pugilistas

06/11/2016 | 10:17 am


LAS VEGAS.- El púgil filipino Manny Pacquiao, que se proclamó nuevo campeón del peso welter, versión Organización Mundial de Boxeo (OMB) al vencer por decisión unánime al méxico estadounidense Jessie Vargas, dijo al concluir la pelea, que había invitado a Floyd Mayweather Jr. a que la presenciase.

«Lo invité para que viniese a ver la pelea y estoy contento que aceptó», comentó Pacquiao, que no quiso decir cual será su próximo rival, aunque tiene previsto boxear de nuevo en enero. «Mientras que los aficionados quieran verme estaré sobre el cuadrilátero».

Pacquiao, de 37 años, recibió la aprobación por parte de Mayweather Jr., interesado en ver el triunfo del púgil filipino, si ambos quieren seguir con la estrategia de la pelea revancha.

Mayweather Jr. a la pregunta de que le había parecido la pelea de Pacquiao respondió con un «no estuvo mal».

El excampeón invicto estadounidense, que se encuentra retirado, aceptó la invitación y acudió a ver la pelea que se disputó a 12 asaltos, en el «Thomas & Mack Center» de la Universidad de Nevada Las Vegas, ante 16.132 espectadores.

Pacquiao dio una exhibición con dominio en todos los aspectos de la pelea y los tres jueces que la trabajaron, encabezados por Dave Moretti, Glenn Feldman y Glenn Trowbridge, dieron unas cartulinas con las puntuaciones de 114-113, 118-109 y 118-109, favorables al púgil filipino.

«En cada uno de los asaltos mi objetivo no fue otro que dejarlo nocáut, pero estoy feliz por la manera como he boxeado durante toda la pelea», declaró Pacquiao, de 37 años, al concluir el combate.

En su línea de discreción no quiso hacer ninguna valoración o dar pista de que cual podría ser el próximo rival tras mencionarle posibles nombres como los de Terrence Crawford o Mayweather Jr., los púgiles con más nombre que podrían presentar una gran cartelera en el duelo con Pacquiao.

«Lo único que me interesa es que la gente quiera verme en los cuadriláteros y luego, como siempre lo he hecho, no selecciono a mis rivales o elijo algo en concreto», valoró Pacquiao, que dejó su marca en 59-6-2, con 38 fueras de combate.

Sin embargo, la gran atracción de la recta final de la velada fue ver sentado al lado del cuadrilátero a Mayweather Jr., acompañado por su hija.

Su presencia generó de inmediato un gran entusiasmo y más al verlo en la velada de Pacquiao, y sin que su compañía Mayweather Promotions estuviese involucrada en la misma.

Este acercamiento significa, que la revancha entre Pacquiao, que siempre dijo que la quería después de haber perdido el combate multimillonario del 2015, y Mayweather Jr., está cada vez más cercana, sin importar que el púgil estadounidense se encuentre retirado.

EFE