EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Oposición vuelve a fracasar en su intento de frenar ajuste fiscal de Temer

13/12/2016 | 10:56 am


BRASILIA.- La oposición brasileña volvió a fracasar hoy en un postrero intento por evitar la votación de la principal medida del ajuste fiscal impulsado por el Gobierno de Michel Temer, que propone limitar el aumento del gasto público durante 20 años.

La minoritaria oposición propuso al Senado, que hoy debate esa materia, que la votación sea interrumpida, lo que fue en principio rechazado por el jefe de esa cámara legislativa, Renán Calheiros, miembro del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), que lidera Temer.

La oposición insistió y el asunto fue llevado a consulta en el pleno del Senado, que por una contundente diferencia de 46 votos frente a 13 decidió continuar con el trámite.

El proyecto del Gobierno fue presentado con carácter de enmienda constitucional y propone que el aumento anual del gasto público sea limitado durante dos décadas a la tasa de inflación del ejercicio anterior, con la posibilidad de que ese techo sea revisado sólo después de transcurridos los primeros diez años.

Esa propuesta es resistida por la minoritaria oposición, según la cual supondrá congelar en la práctica los aumentos reales del gasto y con eso se generarán recortes en áreas que demandan de una ingente inversión, como la salud, la educación y la atención social.

La senadora Fátima Bezerra, del Partido de los Trabajadores (PT), que pidió cancelar los debates, afirmó que el Gobierno «solo quiere revocar por 20 años las inversiones para los más pobres, pero sin proponer un techo para pagarle la deuda a los banqueros».

Aludió así a uno de los argumentos del Ejecutivo, que atribuye la grave crisis fiscal que atraviesa el país a desequilibrios en las cuentas públicas debidos a una expansión del gasto que pone en riesgo la capacidad del Estado de pagar su abultada deuda.

Según Bezerra, se trata de un «delito de lesa patria» que ya «ha sido condenado por la mayoría de la población».

En ese marco, la senadora del PT citó una encuesta publicada hoy por el instituto Datafolha, según la cual al menos el 60 % de los brasileños está en contra de imponer ese límite al gasto, que solo cuenta con el apoyo del 24 % de la sociedad.

Frente a la votación que será realizada en el Senado, sindicatos y movimientos sociales han convocado una jornada de protestas, que llevó a las autoridades de Brasilia a reforzar la presencia policial en los alrededores del palacio legislativo.

Para garantizar la seguridad, también fue cortado el tránsito de vehículos en la Explanada de los Ministerios, una céntrica avenida de la capital en la que se sitúan todos los edificios del poder, incluidos el Parlamento y el Palacio presidencial de Planalto.

EFE