EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Un autobús de sirios evacuados de los pueblos de Kafarya y Fuah, en la provincia de Idlib, a su llegada a un centro de acogida provisional en Jebrin, a las afueras de Alepo (EFE)

ONU: Entre 35.000 y 40.000 personas han sido evacuadas del este de Alepo

22/12/2016 | 10:23 am


GINEBRA.-Entre 35.000 y 40.000 personas que se encontraban sitiadas en el este de Alepo, en Siria, han sido evacuadas en los últimos días y la gran mayoría se han dirigido hacia áreas rurales de esta provincia y de la vecina Idlib que están controladas por fuerzas rebeldes, informó hoy la ONU.

Muy pocos han querido ir hacia la sección occidental de Alepo, que está dominada por las fuerzas gubernamentales, precisó el enviado especial de las Naciones Unidas para Siria, Staffan de Mistura.

Agregó que ahora la prioridad es que el personal de la ONU obtenga acceso a los evacuados para aportarles ayuda, pero también para brindarles protección.

El coordinador de la ayuda humanitaria de la ONU para las áreas sitiadas en Siria, Jan Egeland, dijo que la operación de evacuación -que describió como «grande, peligrosa, difícil y compleja»- está en su fase final, sin precisar si todavía quedan civiles que deban salir.

Paralelamente está finalizando la evacuación de unas 2.500 personas de las localidades de Fua y Kefraya, parcialmente sitiadas por grupos rebeldes, que había sido temporalmente interrumpida a principios de esta semana con el incendio intencional de los autobuses que debían transportar a los evacuados.

Sobre las condiciones de la evacuación del este de Alepo, Egeland dijo que más de mil vehículos -entre automóviles, autobuses y camiones- han salido «repletos de gente» a las que hay que prestar ayuda «en una carrera contra el tiempo y el invierno».

«Necesitamos más presencia humanitaria en todas las áreas donde hubo guerra y sigue habiendo mucha tensión, ya que presencia significa protección (para los civiles)», declaró.

La ONU tiene ahora 31 empleados que supervisan la evacuación, además de más de un centenar de colaboradores que están en Alepo para encargarse del suministro de ayuda humanitaria.

EFE