EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Archivo

Archivo

Once muertos por las lluvias torrenciales en el este de EEUU

Por el momento, ningún hospital de Carolina del Sur ha tenido que ser evacuado y las autoridades han abierto decenas de refugios para proveer a los afectados de un techo, mantas, agua y comida

05/10/2015 | 04:02 pm


WASHINGTON.- Las lluvias torrenciales que golpean desde el fin de semana a Carolina del Sur (EEUU) como consecuencia del paso del huracán Joaquín han provocado nueve muertos, mientras que en la vecina Carolina del Norte perdieron la vida dos personas, informaron las autoridades

En Carolina del Sur, las fuertes precipitaciones han dejado a 26.000 personas sin electricidad y a 4.000 sin agua y han provocado el cierre de 550 carreteras y puentes, precisó hoy la gobernadora de ese estado, Nikki Haley.

El paso por el Atlántico de Joaquín, actualmente de categoría 1 en la escala de intensidad Saffir-Simpson de un máximo de cinco, ha provocado torrenciales lluvias y fuertes inundaciones en algunas zonas del este de EE.UU., especialmente en Carolina del Sur y Carolina del Norte.

En una rueda de prensa, Haley, del Partido Republicano, explicó que ya había hablado sobre la situación con el presidente de EEUU,  Barack Obama, y que le había pedido la declaración de «zona de desastre» en Carolina del Sur, lo que permite desbloquear fondos federales para responder a las inundaciones.

Cientos de comercios y edificios de Carolina del Sur, están bajo estado de emergencia, han quedado inundados por las intensas lluvias, varias carreteras han sido cerradas y el suministro de agua potable está en peligro en algunos condados e, incluso, en la capital estatal, Columbia, según las autoridades.

En su intervención, la gobernadora Haley explicó que sobre el terreno ya hay 13.000 agentes de la Guardia Nacional, una fuerza militar de reserva que suele movilizarse en catástrofes naturales y en situaciones de desorden público.

Otros 7.000 agentes de la Guardia Nacional están preparados para participar en este dispositivo de emergencia, integrado también por la Cruz Roja de EEUU y la organización caritativa del Ejército de Salvación, según detalló la gobernadora.

Por el momento, ningún hospital de Carolina del Sur ha tenido que ser evacuado y las autoridades han abierto decenas de refugios para proveer a los afectados de un techo, mantas, agua y comida.

EFE