EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Archivo

Obiang busca otro mandato tras más de 36 años en poder en Guinea Ecuatorial

La victoria de Obiang, de 73 años y candidato por el oficialista Partido Democrático de Guinea Ecuatorial (PDGE), está más que asegurada debido al apoyo de 9 de los 15 partidos del país

23/04/2016 | 09:16 am


MALABO.- El presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang, revalidará con toda probabilidad su cargo en las elecciones presidenciales que se celebran este domingo, tras más de 36 años en el poder, al que accedió mediante un golpe de Estado.

La victoria de Obiang, de 73 años y candidato por el oficialista Partido Democrático de Guinea Ecuatorial (PDGE), que él mismo fundó en 1986, está más que asegurada debido al apoyo de 9 de los 15 partidos del país y a la ausencia en los comicios de los principales opositores.

Convergencia para la Democracia Social (CPDS), de Andrés Esono Ondo, decidió no concurrir a las elecciones por «irregularidades», mientras que la candidatura de Gabriel Nsé Obiang Obono, líder de Ciudadanos Por la Innovación (C.I.), fue excluida por la Junta Electoral Nacional (JEN) por falta de arraigo.

«El día que Guinea Ecuatorial manifieste que el presidente lleva mucho tiempo en el poder, yo me marcharé tranquilo a casa», dijo recientemente el mandatario, uno de los más longevos de África y a quien la oposición acusa de represor y corrupto.

Con apoyo del Gobierno español, Obiang llegó al poder en la pequeña excolonia española y se convirtió en el segundo gobernante del país, que había alcanzado su independencia el 12 de octubre de 1968.

Tras afianzarse en el cargo durante los dos años siguientes, Obiang sustituyó en agosto de 1982 el gobierno militar, llamado Consejo Militar Supremo, por un Ejecutivo civil.

Guinea Ecuatorial aparece en la «lista negra» del reciente informe sobre el tráfico de personas del Departamento de Estado de EEUU, que examinó la situación en 188 países del mundo y evaluó el grado en que sus Gobiernos cumplen con los estándares de combate a esa lacra establecidos en una ley estadounidense de 2000.

El país experimentó un crecimiento económico gradual, que llegó a ser del 71,2 por ciento en 1997 y del 65 por ciento en 2001, gracias al «boom» de petróleo, pero ha conocido una evolución negativa en 2014, con una caída del 1,8 %.

El descenso tanto de la producción de hidrocarburos como de precio del petróleo ha obligado al Gobierno de Malabo paralizar algunas de las grandes obras de infraestructuras que cometía en el país.

EFE