EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Barack Obama. Archivo

Obama no cede a presión republicana y acogerá 10.000 refugiados sirios

El pasado septiembre, Obama ordenó los preparativos para admitir a 10.000 refugiados sirios en el nuevo año fiscal, que comenzó el 1 de octubre, ante la crisis migratoria que afecta a Europa.

18/11/2015 | 08:43 pm


WASHINGTON.- El presidente de EE.UU., Barack Obama, reiteró hoy su plan para acoger a 10.000 refugiados sirios, frente a la presión de la oposición republicana, que pide cerrar la puerta a esas personas tras los atentados de la semana pasada en París.

La «rebelión» de una treintena de gobernadores, casi todos republicanos, que esta semana han rechazado recibir a refugiados en sus estados no ha hecho sino reforzar la creencia de Obama en la necesidad de ayudar a las víctimas que huyen de la guerra en Siria.

«Proveeremos de refugio a al menos 10.000 refugiados que escapan de la violencia en Siria durante el próximo año, tras pasar los mayores chequeos de seguridad«, afirmó hoy Obama en su cuenta oficial de la red social Twitter.

Los republicanos no aceptan la acogida de refugiados a raíz de las informaciones que aseguran que uno de los terroristas implicados en la masacre de París, que causó 129 muertes y más de 350 heridos, entró en Europa como parte de la ola de sirios que huyen de su país.

El pasado septiembre, Obama ordenó los preparativos para admitir a 10.000 refugiados sirios en el nuevo año fiscal, que comenzó el 1 de octubre, ante la crisis migratoria que afecta a Europa.

«Aquí, nuestro foco está en dar refugio a los sirios más vulnerables: mujeres, niños y supervivientes de tortura», subrayó el mandatario estadounidense.

La polémica ha irrumpido con fuerza en la campaña para las elecciones presidenciales de 2016, en la que los candidatos republicanos han expresado su rotunda oposición a recibir refugiados sirios.

Unos de esos aspirantes a la Casa Blanca, el senador de origen cubano Ted Cruz, respondió hoy con dureza a la reacción de Barack Obama desde la capital de Filipinas, que consideró un «insulto».

Cruz reprochó a Obama estar «despreciando» a los republicanos al llamarlos «asustados», y le dio el siguiente aviso: «Señor presidente, si usted quiere insultarme, (…) le animaría, señor presidente, a regresar e insultarme a la cara».

El presidente defendió su plan después de que a última hora de este martes la Casa Blanca hablara por teléfono con más una treintena de gobernadores, ante los que defendió sus procedimientos en el proceso de admisión de refugiados sirios y les garantizó que se practicarán los controles «más rigurosos».

EFE