EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Nuevo tiroteo en EEUU deja seis muertos y varios heridos graves

El autor fue identificado como Jason Dalton, de 45 años y de la misma ciudad de Kalamazoo, quien fue detenido tras una operación de búsqueda que se completó esta madrugada

21/02/2016 | 01:28 pm


Kalamazoo19WASHINGTON.- La Policía del estado de Michigan confirmó hoy la detención del autor de una serie de tiroteos anoche en Kalamazoo en los que han muerto al menos seis personas, y dos más han resultado heridas de gravedad, en una nueva masacre por armas de fuego en EEUU.

En el momento de su detención, pasada la medianoche, Dalton no opuso resistencia, y los agentes policiales encontraron más munición y una escopeta en su vehículo.

«No hay duda de que más gente habría muerto si no le hubiésemos encontrado cuando lo hicimos», señaló en rueda de prensa el fiscal de condado de Kalamazoo Jeff Getting esta mañana.

«Solo hubo un autor, y esa persona está bajo custodia», agregó Getting, quien insistió en la importancia de transmitir tranquilidad al comunidad.

Los hechos se produjeron anoche a partir de las 18.00 hora local (01.00 GMT) en tres lugares distintos de la localidad, a 220 kilómetros al oeste de Detroit y con 320.000 habitantes.

Entre el primero y el último tiroteo, hubo más de cuatro horas de diferencia.

«No hay conexión entre los tiroteos, todo parece haber sido arbitrario. Es el peor escenario que puede enfrentar cualquier comunidad», dijo el subinspector de Policía del condado de Kalamazoo Paul Matyas en declaraciones al diario local Kalamazoo Gazzette.

El primer tiroteo tuvo lugar en el aparcamiento de un complejo de apartamentos donde una mujer recibió cuatro disparos. La víctima, que resultó herida grave, estaba acompañada de tres niños.

Poco después, dos personas resultaron muertas en un concesionario de venta de vehículos y, luego, el autor del tiroteo mató a otras cuatro personas que viajaban en dos coches en las cercanías del restaurante Cracker Barrel, a pocas distancia del anterior lugar.

Por el momento, se desconocen los motivos de Dalton para abrir fuego de manera indiscriminada sobre las víctimas, pero Getting aseguró que se había descartado cualquier vínculo terrorista.

Uno de los vecinos, Gary Pardo, aseguró a CNN que el agresor estaba casado y tenía dos hijos, y parecía «una típica familia estadounidense».

«Sé que le gustaban las pistolas», agregó Pardo.

Se espera que este lunes sean presentados formalmente los cargos contra Dalton, que no contaba con antecedentes penales.

En la última década se han producido en Estados Unidos más de 200 tiroteos masivos, los que según el FBI han dejado cuatro o más víctimas en promedio en cada incidente.

EFE/SPLL