EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Un niño traslanda a sus ovejas a un lugar seguro en una de las zonas afectadas por las inundaciones en Morigaon, estado de Assam, India (EFE)

El Niño y La Niña podrían afectar a cien millones de personas

06/07/2016 | 11:41 am


ROMA.-La combinación de los fenómenos meteorológicos de El Niño y La Niña podría impactar en unos cien millones de personas si no se toman las medidas adecuadas, alertó hoy la ONU.

Las agencias de Naciones Unidas dedicadas a la alimentación, con sede en Roma, señalaron en un acto conjunto que más de 60 millones de personas en todo el mundo padecerán hambre como consecuencia de El Niño, asociado con el calentamiento de las aguas del Pacífico.

Aunque este episodio se da ya por terminado tras haber tenido sus mayores picos de intensidad en diciembre y febrero pasados, se espera un impacto moderado de La Niña (caracterizada por el enfriamiento de esas aguas) entre septiembre y diciembre de este año, según predicciones de la Organización Mundial Meteorológica.

Este nuevo fenómeno aumentará la probabilidad de precipitaciones superiores a la media e inundaciones en las zonas afectadas por la sequía originada por El Niño, mientras que, de forma inversa, será más probable que haya sequías en zonas que resultaron inundadas debido a El Niño.

El director general de la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO), José Graziano da Silva, destacó que la alimentación y la agricultura representan casi el 80 % de los casi 4.000 millones de dólares (3.600 millones de euros) requeridos para atender las necesidades humanitarias de los países afectados por El Niño.

La directora ejecutiva del Programa Mundial de Alimentos (PMA), Ertharin Cousin, remarcó que los fondos no solo se deben destinar para cubrir las necesidades actuales, sino también para fortalecer la resiliencia a largo plazo.

Cousin destacó el problema de disponibilidad de alimentos que están teniendo en el sur de África, donde las cosechas se han visto dañadas por las escasas lluvias y su agencia no ha podido comprar productos básicos que luego suelen destinar a otros países del continente con inseguridad alimentaria.

EFE