EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Benjamín Netanyahu

Netanyahu rechaza presencia internacional en Explanada de las Mezquitas

El primer ministro israelí no está de acuerdo que el Consejo de Seguridad decida la suerte de la Explanada de las Mezquitas en Jerusalén este

18/10/2015 | 09:03 am


JERUSALÉN, (Israel).- El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, expresó hoy su rechazo a una propuesta francesa ante el Consejo de Seguridad de la ONU que solicita la presencia de fuerzas internacionales en la Explanada de las Mezquitas en Jerusalén este.

«Israel no puede aceptar el proyecto de resolución francés ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. No menciona la incitación palestina; no menciona el terrorismo palestino, y llama a la internacionalización del Monte del Templo (como denominan los judíos al recinto sagrado)», dijo hoy Netanyahu al inicio de la reunión semanal de su gabinete.

Francia presentó el pasado viernes el borrador de un texto -que aún tiene que ser debatido- solicitando el envío de observadores internacionales de la ONU a los lugares santos de Jerusalén, informó el diario Le Figaro el sábado.

«Hemos visto en todo Oriente Medio, en Palmira, en Irak y en otros lugares cómo militantes musulmanes hacen explotar hasta el cielo las mezquitas del otro. Lo acabamos de ver en un santuario judío, en la Tumba de José (en Cisjordania y quemada el viernes por palestinos). Sólo Israel y únicamente Israel, es el garante de los lugares santos en el Monte del Templo», afirmó Netanyahu.

Las autoridades palestinas han acusado a Israel de tratar de cambiar el «statu quo» en la Explanada de las Mezquitas por las cada vez más abundantes visitas de judíos nacionalistas que pretenden rezar en el lugar.

Israel se hizo con el recinto, que estaba bajo control jordano, cuando ocupó Jerusalén Este, Cisjordania y Gaza, en la Guerra de los Seis Días de 1967.

Desde entonces, mantiene el control de la seguridad del recinto mientras que el patrimonio islámico está bajo custodia de Jordania, en virtud de un acuerdo por el que únicamente los musulmanes están autorizados a orar en el lugar.

El jefe del Ejecutivo israelí defendió que «el ‘statu quo’ ha sido violado: «No es porque lo hayamos cambiado. No hemos cambiado nada. Las directrices de rezo, los derechos de visitantes no han cambiado en los últimos 15 años».

Acusó a simpatizantes del Movimiento Islámico de Israel y del grupo islamista palestino Hamás de entrar en la mezquita desde donde planearon ataques a visitantes judíos y cristianos que suben al complejo: «Ese es el único cambio en el ‘statu quo», refirió.

«Israel no es el problema en el Monte del Templo. Israel es la solución», remachó.

EFE