EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Grecia

Ministro griego dice que la inmigración ya no es un problema para Grecia

14/07/2021 | 08:06 am


ATENAS.- El ministro de Migración y Asilo griego, Nikos Mitarakis, afirmó este miércoles que la inmigración ha dejado de ser un problema en Grecia tras conseguir controlar las llegadas a través de la frontera con Turquía y descongestionar las islas del mar Egeo.

Según el ministro, la entrada de personas migrantes por mar se redujo un 96 % en el último año y la cifra de solicitantes de asilo y migrantes acogidos en las islas se ha reducido a niveles anteriores a 2016, cuando se cerró la ruta de los Balcanes y la Unión Europea (UE) y Turquía firmaron la declaración conjunta de migración.

La isla de Lesbos alberga menos de 5.000 migrantes, Samos cuenta con alrededor de 1.000, mientras que las islas de Kos y Leros acogen a 50 y 78 personas respectivamente, según datos del ministerio.

Para el ministro estos números constatan el éxito de las políticas de descongestión de las islas que Nueva Democracia prometió antes de ganar las elecciones y que han conllevado el cierre de 121 estructuras de acogida en el último año.

Aunque Mitarakis señaló que salen más personas migrantes de las que entran el país, afirmó que sigue siendo necesaria la vigilancia constante de las fronteras.

Decenas de ONG internacionales llevan meses denunciando y documentando que esta reducción en las llegadas de migrantes desde Turquía es causada por las devoluciones ilegales que lleva a cabo la Guardia Costera helena.

Hace dos meses la comisaria de Derechos Humanos del Consejo de Europa, Dunja Mijatovic, instó a Grecia a poner fin a las devoluciones colectivas e ilegales de migrantes en las fronteras marítima y terrestre con Turquía.

Desde que los retornos al país otomano establecidos por el acuerdo de la UE fueron paralizados con la pandemia del coronavirus en marzo de 2020, esta práctica contraria a los derechos humanos y europeos se ha multiplicado, según denuncian diversas ONG.

Ayer mismo Mitarakis, siguiendo la posición oficial del Gobierno, volvió a negar que Grecia realice devoluciones ilegales de migrantes y aseguró no solo que las numerosas acusaciones al respecto son «infundadas», si no que su gestión de las fronteras cumple con la legislación europea.

EFE