EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Ministra británica del Interior, Amber Rudd

Ministra británica Interior cree veto de Trump facilita la «propaganda» al EI

31/01/2017 | 02:08 pm


LONDRES.- La ministra británica del Interior, Amber Rudd, consideró hoy que el veto migratorio del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a ciudadanos de siete países con mayoría musulmana ofrece una «oportunidad de propaganda» a grupos terroristas como el Estado Islámico (EI).

Rudd compareció ante la comisión parlamentaria de Interior, en la que aseguró que ha conversado con el candidato de Trump a secretario de Seguridad Nacional estadounidense, John Kelly, para expresarle el «desacuerdo» de Londres con la medida.

A preguntas de los diputados, la ministra conservadora negó que las restricciones impuestas por Trump equivalgan a «un veto a los musulmanes», pero admitió que es una política «divisoria».

El Estado Islámico «aprovechará cualquier oportunidad para crear dificultades, para fomentar el entorno que quiere a fin de radicalizar a la gente, para atraerles a su bando», dijo Rudd.

«Por lo tanto, es una oportunidad de propaganda para ellos, potencialmente», agregó.

El Gobierno británico de la primera ministra conservadora, Theresa May, ha sido criticado por su tibia respuesta al veto migratorio de Trump y por mantener la invitación para que el presidente de EEUU haga este año una visita de Estado al Reino Unido.

En ese sentido, Rudd insistió en que es importante que la visita siga adelante «para honrar a ese país», que es «el aliado más estrecho» de Reino Unido.

El Parlamento británico debatirá el 20 de febrero una petición ciudadana para que la visita de Trump sea rebajada al estatus de mera visita oficial de un jefe de Gobierno, pues una visita de Estado implicaría que la reina Isabel II fuera la anfitriona, lo que la «avergonzaría».

Pese a esta petición, suscrita por 1,7 millones de personas, y a manifestaciones sociales en contra, May ha dicho que mantiene la invitación a Donald Trump, con quien se reunió el pasado viernes en Washington, y está «contenta» de recibirle para estrechar la relación bilateral.

EFE/SPLL