EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Mineros de La Escondida radicalizaron protestas tras un mes de huelga en Chile

10/03/2017 | 06:19 pm


ANTOFAGASTA.- Los 2.500 trabajadores sindicalizados de la mina chilena La Escondida, el mayor yacimiento de cobre del mundo, cumplen hoy un mes de huelga, en medio de la paralización de las negociaciones y la radicalización del conflicto.

«Ya no sólo luchamos por los 2.500 trabajadores, aquí estamos defendiendo el futuro minero de nuestro país y estamos creando un precedente para todos los trabajadores de Chile», dijo hoy a Efe Jaime Enrique Thenoux, dirigente del Sindicato Nº 1 de la mina.

Desde el pasado nueve de febrero, los 2.500 trabajadores sindicalizados de la minera La Escondida, que emplea a 4.500 personas, paralizaron las tareas extractivas del yacimiento en protesta con el convenio colectivo propuesto por la compañía.

Los trabajadores sostienen que la empresa, operada por la australiana BHP Billiton, les ofrece un nuevo acuerdo que rebaja en un 14,5 % sus salarios y beneficios, e implementa cláusulas discriminatorias en los contratos de los nuevos trabajadores.

Según la dirección de la empresa, las medidas responden a la necesidad de ajustar los costos productivos a la nueva realidad del sector en Chile, caracterizada por la caída de la productividad y la disminución de la proporción de metal puro en los yacimientos.

Hasta el momento, las conversaciones entre la dirección de la compañía y los dirigentes sindicales están congeladas, lo que podría convertir esta huelga en una de las mas conflictivas en la historia de la minería en Chile.

«Estamos bien. Los compañeros siguen muy animados y la unidad sigue más firme que nunca», manifestó hoy a Efe el portavoz del sindicato, Carlos Allendes.

Allendes y sus compañeros acampan desde hace un mes en un terreno cercano a la mina, situada a 3.300 metros sobre el nivel del mar, en pleno desierto de Atacama.

Durante este tiempo se han dejado de producir entre 95.000 y 100.000 toneladas del metal rojo, lo que supone para la compañía una merma económica de 500 millones de dólares, según cálculos del sindicato.

EFE