EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Miles de taxistas protestaron en Madrid y Barcelona contra Uber y Cabify

16/03/2017 | 05:33 pm


MADRID.- Miles de taxistas se han manifestado hoy en Madrid y Barcelona contra la liberalización del sector y las plataformas de chóferes y de vehículos de arrendamiento con conductor (VTC) como Uber y Cabify.

Las manifestaciones han reunido a 5.000 personas en el paseo de Recoletos en Madrid y a 6.000 en Barcelona, según los convocantes, aunque la Guardia Urbana de la Ciudad Condal rebaja la cifra de manifestantes a 2.800.

En Madrid, la marcha ha transcurrido durante dos horas entre la plaza de Colón y la plaza de Cibeles, mientras que en Barcelona, los paros se han prolongado desde las 8.00 hasta las 20.00 horas, y se ha llevado a cabo una marcha, que comenzó a las 10.00 en el Arc de Trionf y ha acabado en el Parlament, en el parque de la Ciutadella.

En la capital, la Policía ha identificado a varias personas por lanzar piedras y botes de pintura a un vehículo de la red de transporte privado Uber, según han indicado a Efe fuentes de la Delegación del Gobierno en Madrid.

Además, la Unión Nacional de Autoturismos (Unauto), que representa al sector del alquiler de vehículos con conductor (VTC), ha denunciado «los actos de violencia» cometidos «por varios taxistas» durante las paros tanto en Madrid como en Barcelona.

Las protestas iban dirigidas a las instituciones públicas por la liberalización que se está produciendo en el sector del taxi, a través del incremento de las licencias para los vehículos de alquiler con conductor (VTC).

En la capital de España, las asociaciones de taxistas han reclamado al Ayuntamiento que cese las negociaciones con las compañías que llevan a cabo esa actividad.

Los taxistas de Barcelona han pedido también a las administraciones que frenen la entrega de licencias y han denunciado que estos agentes se hacen con permisos de vehículos de alquiler con conductor con el objeto de operar como cualquier taxi y sin hacer frente a obligaciones como el pago de impuestos o el respeto a las tarifas prefijadas.

EFE