EN VIVO DEPORTES



Cortesía - Las Mayores

Miguel Cabrera está cansado de los rumores de cambio

11/07/2017 | 09:28 am


CLEVELAND.- El venezolano Miguel Cabrera está listo para aprovechar la pausa del Juego de Estrellas, el primero al que no es seleccionado desde el año 2009, y usar el tiempo libre descansando y refrescando la mente.

«Cuando tienes la oportunidad de tomarte cuatro días libres, tienes que descansar, refrescaste y arrancar con todo en la segunda mitad», dijo Cabrera, que fue seleccionado al Clásico de Mitad de Temporada en el 2015 pero no asistió por encontrarse lesionado.

Cabrera también está listo para que pase la fecha límite para cambios sin pasar por waivers a finales de mes y ponerle fin a los rumores de cambio que están circulando alrededor de los Tigres. Eso tomará algo más de tiempo.

Aunque es poco probable que Cabrera y su contrato multianual sean cambiados durante una temporada plagada de lesiones, el inicialista ha oído los rumores. Y no es que tiene que entrar a Internet o mirar los noticieros deportivos para encontrarlos. Los oye de sus familiares y amigos.

Cabrera entiende que es probable que los Tigres hagan varios movimientos. Sabe muy bien cuál es la tarea que le espera al gerente general Al Avila en los años venideros. Pero eso no significa que no le desagrade la situación.

«Nosotros tenemos que preocuparnos por jugar pelota. Si te van a cambiar, o si vas a cambiar a alguien, hazlo».

Cabrera ya ha visto esto antes. Él estaba aquí hace dos años cuando los Tigres salieron de David Price, el cubano Yoenis Céspedes y el mexicano Joakim Soria en un lapso de 24 horas. Antes de eso, también vio como el boricua Iván Rodríguez -entonces la pieza angular de la franquicia- fue enviado a los Yankees el día del límite para cambios en el 2008.

En ese sentido, entiende la situación.

«La mayoría de los muchachos con los que he jugado ya se han ido», dijo. «No es gran cosa. Así es el béisbol. Es parte del negocio».

Pero una reconstrucción mayor, sin embargo, sería diferente. Dependiendo de qué tan drástica sea, Cabrera podría terminar siendo el veterano dentro de un grupo de jovencitos. Aunque vio algo así con los Marlins antes de salir vía Detroit, por aquella época tenía 24 años. Ahora tiene 34.

«A ver, ellos tienen que hacer lo que sea necesario para que este equipo mejore», dijo Cabrera. «Vamos a ver qué pasa».

Al final del día, Cabrera lo que quiere es ganar juegos, aún si cambian el roster. Pero los rumores están siendo una distracción.

Lasmayores.com