EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



El mexicano Emmanuel conserva la ilusión de «sentir y hacer sentir»

18/08/2017 | 07:08 pm


MIAMI.- El cantante mexicano Emmanuel, quien alcanzó en los años 80 la cima de la popularidad con sus baladas, mantiene la «ilusión continua de sentir y hacer sentir» con su música, dijo a Efe el artista con motivo de la salida del primer sencillo de su próximo disco.

«Es mi mujer», el primer sencillo del disco «MTV Unplugged», supone para el cantante una alegría especial, porque está acompañado de su hijo, Alexander Acha, quien ya la cantaba «desde que tenía tres años».

«MTV Unplugged», que registra la sesión que grabó el pasado junio en el Frontón México, se pondrá en circulación en septiembre, un mes en que Emmanuel tendrá dos presentaciones en Las Vegas, el 15 y 16, afirmó en una entrevista telefónica.

Para esta grabación, en la que repasa sus temas más exitosos, Emmanuel se arropó de 20 músicos de diversos estilos, como Ana Torroja, Julión Álvarez, Mijares, el grupo Kinky y Nacho.

«Yo llevé a estos cuates a hacer mi música y al mismo tiempo participar de su concepto musical», explicó el cantante.

Con 40 años de trayectoria y una discografía de 19 álbumes, de la que se han vendido millones de copias, Emmanuel no da señales de querer abandonar los reflectores ni de acallar esa «ilusión continua de sentir y hacer sentir» que lo invade desde niño, cuando se «despegaba del mundo» mientras cantaba.

«Cerraba los ojos, me escabullía del mundo, se iba mi alma a otro lado. Y eso sigue dentro de mí», rememora el cantante de «Toda la vida», quien jamás ha sentido que «trabaja» en lo que hace.

«Siento que debo darme todo y lo hago sin ningún sacrificio», manifestó el intérprete de 62 años, cuyo primer disco, «Diez razones para cantar», data de 1976.

La popularidad le llegó con su cuarto álbum de estudio, «Íntimamente» (1980), y desde allí su trayectoria tomó fuerza con temas como «Toda la vida» y se consolidó como un cantante pop que, además, generaba arrebatos en la platea femenina.

Desde el pop se ha permitido fusiones con otros géneros, como la salsa, la «música social» o el rap, género que descubrió en la Quinta Avenida de Nueva York, cuando salía de sesiones de grabación.

EFE