EN VIVO DEPORTES



Mets vino de atrás para dejar en el camino a los Dodgers

Daniel Murphy fue la bujía del conjunto metropolitano, al tener una excelente noche ofensiva

16/10/2015 | 07:45 am


LOS ANGELES.- Daniel Murphy y los Mets de Nueva York tomaron dormidos a los Dodgers de Los Ángeles, y con viveza y garra avanzaron a una Serie de Campeonato de la Liga Nacional contra los Cachorros de Chicago.

Murphy se robó una tercera base desguarnecida y anotó la carrera del empate, y luego pegó el jonrón para la ventaja definitiva ante Zack Greinke, catapultando a los Mets de Nueva York al triunfo el jueves por 3-2 ante los Dodgers en el decisivo quinto juego de la Serie Divisional.

Luego de sobrevivir ante los ases Clayton Kershaw y Greinke, los Mets intenterán alcanzar su primera Serie Mundial desde 2000.

«Algo sale mal y sabemos reaccionar», declaró Terry Collins, el piloto de 66 años de los Mets, que dirige en la postemporada por primera vez. «Así ha sido todo el año. Un enorme corazón».

«Vaya victoria de equipo», añadió Murphy. «Se siente como que cada uno aportó un granito de arena en esta».

Luego que Jeurys Familia ponchó a Howie Kendrick para el último out, los Mets se congregaron en el montículo para brincar y fundirse en abrazos. No tardaron en ataviarse con camisetas de color negro y empezaron saludando a un pequeño grupo de fanáticos del equipo que coreaban el grito de guerra: «Let’s go Mets!»

Nueva York perdía 2-1 cuando los Dodgers decidieron desplazar a tres infielders al extremo derecho y no dejaron a nadie cerca de tercera con el zurdo Lucas Duda al bate. Cuando Duda recibió el boleto en cuenta de 3-1, Murphy salió trotando a segunda y seguido salió a toda marcha hacia tercera.

El torpedero novato Corey Seager, el infielder que estaba más cerca, se encontraba en segunda.

«Fui caminando tranquilo a segunda, confiando que nadie pidiera tiempo porque iba a quedar como un idiota si alguien pedía tiempo y yo corriendo hacia tercera», relató Murphy. «No estaba seguro quién era el encargado de cubrir, pero no había nadie».

 

Murphy solo se había robado dos bases en la temporada regular: «No soy el más veloz corriendo, pero fui lo suficiente en esta», señaló.

El doble por banda contraria de Murphy en el primero trajo la primera carrera del juego. Murphy jonroneó en el sexto para el 3-2 definitivo en la pizarra, desapareciendo un pitcheo de 93 millas por horas en las gradas del bosque derecho.

 

Lasmayores.com / Youtube.com