EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Merkel y Sánchez refuerzan su posición sobre la crisis migratoria

11/08/2018 | 02:07 pm


SAN LÚCAR DE BARRAMEDA – La canciller alemana Angela Merkel y el presidente español Pedro Sánchez reafirmaron hoy en Andalucía su compromiso de implicar a todos los países europeos en el problema de la migración y pidieron luchar contra las tendencias racistas del continente.

Ambos mandatarios atendieron a los medios de comunicación en el Palacio de los Guzmanes, en la localidad de Sanlúcar de Barrameda (en Cádiz, en el sur de España), donde minutos antes habían realizado un almuerzo de trabajo en el que la crisis migratoria del continente fue el principal asunto a tratar.

«La posición de España y Alemania en matería migratoria no es una política concreta, es tranversal en el sentido de que para hacer frente a este desafío debe hacerse desde posiciones comunes», aseguró Sánchez.

«No solamente podemos hablar del control de fronteras, hay que reforzar los movimientos secundarios y la cooperación europea con los países africanos», añadió el socialista.

Un punto sobre el cual profundizó Merkel. «España puede tener relaciones estrechas con Marruecos y Alemania puede hacerlo con otros países. No todos debemos hacer lo mismo pero sí trabajar por los intereses europeos, no España para sí misma o Alemania para sí misma», señaló la canciller.

«El sistema de Dublin vigente debe conciliarse con la libre circulación, pero debemos mejorarlo. Todos los países debemos organizar un sistema justo y organizar la repatriación de manera conjunta de las personas que no puedan quedarse de manera duradera», explicó Merkel, que insistió en establecer una «cooperación leal» con los países africanos.

La mandataria germana también aseguró que la Unión Europea (UE) debe combatir las tendencias racistas en los países miembros.

«La UE no es una asociación, sino que se basa en valores comunes, entre ellos el respeto a dignidad humana, sean inmigrantes o nacionales. Hay que establecer estructuras legales y el racismo no es un valor que se pueda conciliar con los valores de la Unión Europea», agregó.

Ambos dirigentes se mostraron contentos por el acuerdo alcanzado esta semana entre ambos países para que Alemania pueda devolver a los inmigrantes registrados previamente en España y que precisamente hoy entró en vigor. La devolución se hará en un plazo de 48 horas desde su retención en la frontera.

Merkel «agradeció» a España dicho pacto mientras que Sánchez criticó la sorpresa que causó en algunos medios locales.

«España no solo ofrece solidaridad sino que también asume su responsabilidad. Para nosotros no es grato cooresponsabilizarnos de la ayuda que precisa Alemania», dijo.

Está previsto que ambos mandatarios se trasladen más tarde al Palacio de las Marismillas, un lugar privilegiado erigido en medio de más de 10.000 hectáreas de naturaleza, en el extremo sur del Parque Nacional de Doñana.

Para llegar hasta la residencia remodelada en los 90 para acoger las vacaciones de los mandatarios españoles, Merkel deberá subirse en una barcaza con la que cruzará el río Guadalquivir. Una imagen no exenta de simbolismo si se tiene en cuenta que el centro de la reunión fue la gestión de los miles de refugiados que cruzan el Mediterráneo en barca huyendo de sus países.

dpa