EN VIVO DEPORTES



Cortesía - @MercedesAMGF1

Mercedes presentó su nuevo bólido, con la misión de seguir en la cima de la F1

23/02/2017 | 09:27 am


BERLÍN.- Los pilotos de Mercedes, el británico Lewis Hamilton y el finlandés Valtteri Bottas, presentaron hoy el W08, el nuevo bólido en la dinastía de las «flechas plateadas» con el que Mercedes aspira a defender su dominio de los últimos años en la Fórmula Uno.

«Es verdaderamente increíble, están contemplados todos los detalles», afirmó el director de Mercedes, Toto Wolff, minutos antes de que sus pilotos descubriera el monoplaza en el circuito de Silverstone, en Reino Unido.

Tanto Hamilton como su nuevo colega, el finlandés Bottas, se mostraron entusiasmados con el nuevo coche, en el que a simple vista se aprecian ya algunas diferencias respecto a su antecesor, como el frontal más estrecho y redondeado.

Su carrocería se combina el gris plateado arquetípico de la marca de Stuttgard con los azules y el blanco.

Media hora antes de la presentación oficial, realizada en el circuito de Silverstone (Reino Unido), se habían filtrado ya a través de las redes sociales algunas imágenes del W08, conducido por Hamilton.

Ya en la presentación, transmitida en directo por la web de la marca, se declaró «impresionado» tras esa primera experiencia al volante.

«Es un gran día para mí», añadió por su parte Bottas, el nuevo compañero de escudería de Hamilton tras la retirada del alemán Nico Rosberg, quien dejó los circuitos pocos días después de lograr su primer título mundial de Fórmula Uno.

Mercedes ha dominado las últimas tres temporadas de la Fórmula Uno y obviamente el objetivo declarado de la escudería es mantener esa posición.

La escudería alemana ha sido la última entre las grandes del circuito en presentar su nuevo bólido, después de que lo hayan hecho ya tanto Williams, como Sauber, Renault y Force India.

Los dos pilotos hicieron alarde de camaradería en su presentación, en contraste con la imagen de eterna rivalidad que marcó la relación entre el triple campeón del mundo inglés y Rosberg, de comportamiento y caracteres diametralmente opuestos.

EFE