EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



La primera ministra británica Theresa May/EFE

May no cambiará su postura respecto a Gibraltar en su acuerdo del «brexit»

23/11/2018 | 01:23 pm


Londres.- La primera ministra británica, Theresa May, manifestó  que, a pesar de las quejas expresadas por España, no cambiará su postura respecto a Gibraltar en su acuerdo del «brexit» y reconoció que se encuentra centrada en recabar el apoyo de los diputados a ese pacto en la Cámara de los Comunes.

El acuerdo técnico sobre los parámetros que regirán la retirada británica del bloque comunitario y la declaración política preliminar se someterán a la aprobación de los restantes 27 Estados miembros de la UE en la cumbre que tendrá lugar este domingo en Bruselas, un trámite que May confía en solventar, no así la posterior votación en el Parlamento británico.

En una sesión de preguntas y respuestas con ciudadanos británicos en Radio 5 Live de la cadena BBC, la «premier» reconoció que el acuerdo aún debe terminar de sellarse el domingo en la capital belga, si bien «más allá de eso» está centrada en convencer a los parlamentarios, tanto de dentro como de fuera de sus filas, para que den su apoyo al acuerdo en la posterior votación en Westminster.

A pesar de las reticencias que ha expresado el Estado español respecto a la redacción del artículo 184 del borrador del acuerdo de retirada porque, a su juicio, no brinda las suficientes garantías jurídicas de que Madrid tendrá la última palabra en cualquier futuro acuerdo sobre Gibraltar, May afirmó hoy que no cambiará su postura.

«Nuestra posición sobre Gibraltar y su soberanía no ha cambiado ni cambiará, y se trata de respetar los deseos del pueblo de Gibraltar«, contestó la líder conservadora al ser preguntada por un ciudadano sobre los actuales problemas en relación al Peñón.

Aunque el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, ha adelantado que, si no se introducen cambios en el citado artículo, Madrid votará en contra del acuerdo en la cumbre, este saldría adelante si no se sumarán otros seis países.

EFE