EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



MOSCÚ.- El director de cine ruso Alexei Uchitel posa durante el estreno de "Matilda" en Moscú, Rusia/EFE

Película rusa «Matilda», un estreno a prueba de bomba

26/10/2017 | 11:23 am


MORCÚ.- La película «Matilda», que ha reabierto cien años después viejas heridas en la sociedad rusa al abordar el romance entre el último zar y una famosa bailarina, se estrenó hoy entre estrictas medidas de seguridad.

«Es una historia de amor que tuvo una gran influencia en el destino de nuestro país», afirmó Alexéi Uchítel, director de la película, al mostrar la cinta a la prensa.

El Kremlin defendió la película, el Ministerio de Cultura autorizó su proyección y la Policía detuvo a los ultraortodoxos que amenazaron de muerte a sus autores por dañar la imagen del zar y santo, pero la tensión volvió a crecer según se acercaba su estreno.

Más de 2.000 cines en todo el país proyectaron hoy la cinta con detectores de metales en sus puertas y patrullas policiales en sus inmediaciones en prevención de ataques por parte de sus detractores, que intentaron, hasta el último momento, su prohibición al considerarla una «blasfemia». Las autoridades mantendrán este dispositivo policial al menos hasta el fin de semana, cuando se espera que cientos de miles de espectadores acudan a los cines a ver la película que ha dado tanto que hablar durante los últimos meses.

Debido a las amenazas, sus principales protagonistas, el alemán Lars Eldiger, que interpreta al zar Nicolás II, y la polaca, Michalina Olszanska, que encarna a Matilda Kshesínskaya, no acudieron al preestreno.

Es sabido que el último zar, Nicolás II, mantuvo una relación prematrimonial con la bailarina, estrella del teatro Marínski de San Petersburgo, entre 1892 y 1894. Pero, aparentemente, ese romance terminó en cuanto el heredero ascendió al trono tras el fallecimiento de su padre, Alejandro III, y se casó con Alexandra Fiódorovna a finales de 1894.

Los detractores de la cinta rodaron una versión alternativa para denunciar todas las «mentiras» de «Matilda».

EFE