EN VIVO DEPORTES



EFE

Marin Cilic estará presente en el Abierto de Río 2018

17/10/2017 | 11:16 am


RÍO DE JANEIRO.- El croata Marin Cilic, cuarto en la clasificación ATP, y el francés Gael Monfils, semifinalista del Abierto de EE.UU. el año pasado, disputarán en febrero de 2018 el Abierto de tenis de Río de Janeiro, el único torneo ATP 500 de Sudamérica, informaron hoy los organizadores.

Con Cilic son ya eleva a dos el número de tenistas entre los diez mejores de la clasificación internacional ya confirmados en la quinta edición del Abierto de Río, debido a que la participación del austríaco Dominic Thiem, número seis del mundo y vigente campeón del torneo, ya había sido anunciada.

Cilic, de 29 años, confirmó su participación en el torneo de Río de Janeiro tres días después de caer ante el español Rafael Nadal en una de las semifinales del Másters 1.000 en Shanghái, lo que le permitió ascender desde el séptimo al sexto lugar en la clasificación ATP.

El croata, que fue campeón del Abierto de Estados Unidos en 2014, debutará en las pistas de tierra batida del Jockey Club de Río de Janeiro, que volverán a albergar el torneo carioca, esta vez entre el 19 y el 25 de febrero de 2018, es decir una semana después del ATP 250 de Buenos Aires.

Tanto Thiem como Cilic y Monfils también están confirmados en el torneo de Buenos Aires.

Monfils, actualmente 46 en la clasificación mundial pero que ya ocupó el sexto lugar en 2007, igualmente será debutante en Río.

Ambos serán duros escollos en el propósito de Thiem de convertirse en el primer campeón en repetir el título en Río, que se lo han adjudicado tenistas distintos en sus cuatro primeras ediciones: los españoles Rafael Nadal (2014) y David Ferrer (2015), el uruguayo Pablo Cuevas (2016) y el propio Thiem en 2017.

El Abierto de Río es el primer ATP 500 de la historia de Brasil y forma parte del grupo de 14 torneos denominados ATP 500 en 2018, siendo uno de los 22 más importantes del mundo tenístico y uno de los tres ATP 500 de tierra, junto con los de Barcelona y Hamburgo.

EFE