EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Luis Silva, Cantautor. Archivo

Luis Silva: “Me siento honrado de captar la atención de los jóvenes”

El intérprete de romance quinceañero contó cómo se inició en la música llanera

11/12/2015 | 08:47 pm


CARACAS.- Tercero de ocho hermanos, el cantante Luis Silva relató sus primeros pasos en la música llanera y la influencia de su padre en su camino artístico.

“Yo me fijaba mucho en mi papá. Él era un gran serenatero. Él era albañil, plomero, electricista, hacía de todo y cantaba y componía sus canciones. Cuando terminaba su faena, se reunía con sus amigos y vecinos. Él se sentaba en la acera donde yo dormía en la ventana y se ponía a cantar y yo escuchaba todo aquello. Era la cosa más linda del mundo”.

Su primera presentación pública fue a los 12 años en la escuela de Santa Rosa, su pueblo natal ubicado en el estado Barinas. Relató que en una de esas noches con su padre,  tuvo un sueño premonitorio al ver a su progenitor en un escenario muy alto, “quiere decir que ese sueño se ha hecho realidad, o sea, no era mi papá, soy yo y así comenzó mi carrera”.

“Cómo no voy a decir” es uno de los grandes éxitos de Silva, una pieza que lo dio a conocer más allá de su ciudad, por ello la considera el tema más exitoso de su carrera.

Es la canción que me abrió las puertas al éxito. Se vino arrollando desde el campo, pasó por el centro y llegó a la gran capital y se expandió por todo el país. Llegó hasta al Zulia donde  la gente no le gusta la música llanera y llegó a traspasar su frontera”.

Silva manifestó estar muy orgulloso de haber contribuido con el desarrollo de la música llanera y captar la atención de diferentes tipos de espectadores.

Me siento muy honrado de haber podido captar la atención de gente que no le gustaba la música llanera. La gente decía que la música llanera era para los viejos, entonces cuando comencé a sonar comenzamos a captar a los muchachos, muchachas, niñitos”.

El intérprete de “Enfurecida” destacó la motivación que existe en la juventud para cantar este género, pero lamentó la desaparición de festivales importantes.

Los festivales nunca han dejado de existir en las escuelas, los liceos, universidades, pero aquellos importantes como el Florentino de Oro, el Aragua de Oro, Doña Bárbara, todos esos festivales desaparecieron, queda uno, el Festival de El Silbón que lo hacen en noviembre”, puntualizó.

Víctor Marchán Pérez/Unión Radio