EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Luis Pedro España. URN

Expertos aseguran que el hambre es una consecuencia de la corrupción

Luis Pedro España y Marino González destacan que, según Encovi, Venezuela experimenta el deterioro más agudo de América Latina en los últimos 60 años producto de la “destrucción deliberada del aparato productivo y del sector privado”

 

21/02/2017 | 10:52 am


CARACAS.- El sociólogo, máster en Ciencias Políticas y profesor Universidad Católica Andrés Bello –UCAB-, Luis Pedro España, explicó que el hambre es una consecuencia de la mala administración, de la corrupción, de un modelo fallido y de la falta de justicia. “Sobre todo en el país donde no se entiende que tengamos hambre (…) De la era petrolera para acá, esto sencillamente no tiene ningún tipo de explicación salvo lo que nos ha tocado vivir en estos últimos 20 años y, específicamente en estos últimos 4, tras la caída de la renta petrolera”.

En el Foro de César Miguel Rondón en el circuito Éxitos de Unión Radio, precisó que la encuesta sobre Condiciones de Vida en Venezuela –Encovi- de la Universidad Central de Venezuela, la UCAB y la USB, retrata la grave situación del país que está batiendo records en la región con un nivel de pobreza de 82%. “Venezuela es el país más pobre de América Latina”.

España subrayó que este enorme porcentaje de pobreza está afectando otras variables como el abandono escolar de jóvenes entre 12 y 17 años. “Tres de cada diez jóvenes están ante la altísima posibilidad de no terminar el bachillerato porque tiene rezago educativo, eso no lo veíamos en Encovis anteriores”.

“Otras variables que estamos viendo son físicas como el hacinamiento en los hogares lo que indica pobreza estructural”, acotó.

Destacó que Venezuela ha experimentado en esos tres años un deterioro económico y social que no ha vivido América Latina en ningún momento del siglo XX.

España aseveró que la destrucción del aparato productivo nacional ha sido deliberada pues el objetivo del gobierno era acabar con el sector  privado. “La destrucción de lo que el gobierno identificó como su archienemigo y lo logró y, destruir el sector privado, significó destruir a Venezuela”.

El sociólogo señaló que está gran destrucción ha generado que Venezuela tenga estos indicadores sociales. “En la parte de empleo, Encovi destaca que el gran empleador en el pasado era el sector privado formal, y en este momento es el rebusque con 38%” que se convierte en pobreza (…) La informalidad es la fábrica de producción de pobreza”.

“Encovi demuestra que 38% de la población está en condición de cuenta propia, los empleados del sector privado son 27% y del sector público 28%, por primera vez el sector público es mayor que el privado”.

Para España, lo que retrata Encovi es consecuencia de que en Venezuela no hay democracia. “La democracia es la garantía de tener gobiernos que no produzcan hambre”.

El doctor Marino González/Cortesía

Hambre de democracia

Por su parte, el médico Marino González, ‎especialista en políticas públicas y de salud y profesor de la Universidad Simón Bolívar –USB-, subrayó que Encovi está registrando las consecuencias del monumental fracaso de un  gobierno que ha sido deliberadamente un actor incompetente en el manejo de la gestión pública. “Hoy en día tenemos la peor crisis social en la historia del país desde la independencia, el deterioro es el más abrupto y agudo de América Latina en los últimos 60 años”.

González considera que el ocultamiento de las cifras que tienen que ver con las condiciones de vida de la gente, empeora aun más la situación. “En un sistema democrático funcional, donde hay equilibrio de poderes estarían destituidos todos los ministros del gabinete y además los controles de la transparencia y de asignación de recursos existirían”.

Marino González destacó que el gobierno está poniendo en riesgo las condiciones cotidianas de la gente. “Venezuela vive tres tipos de shock: el social vinculado al económico y el político”.

Lamentó que en vez de estar hablando de mejorar la calidad educativa, de cómo crear nuevas tecnologías, cómo exportar mejor o como atraer capitales financieros y humano,  estamos hablando de que la gente no tiene con qué comer. “Estamos en la peor destrucción económica y social del siglo XXI encabezada por este gobierno”, concluyó González.

Sonia Pomenta Llaña/Unión Radio