EN VIVO DEPORTES



Luis Enrique: «No hemos conseguido nada»

El DT del conjunto azulgrana alabó el rendimiento de su equipo en el Clásico ante el Real Madrid, pero afirmó que aún quedan puntos por mejorar

23/11/2015 | 09:22 am


SANT JOAN DESPÍ.- Tras la abultada victoria en el clásico disputado el pasado sábado en el Santiago Bernabéu (0-4), el entrenador del Barcelona, Luis Enrique Martínez, rebajó el optimismo suscitado en el entorno del club azulgrana al afirmar que su equipo todavía no ha conseguido nada.

El entrenador asturiano compareció en la rueda de prensa previa al encuentro de la Liga de Campeones que el conjunto catalán disputará mañana ante la Roma, en la que aún respondió muchas preguntas relacionadas con el último encuentro contra el Real Madrid.

En este sentido, considera Luis Enrique que en la temporada pasada sus jugadores completaron actuaciones mejores que las del sábado, pero como fue contra el eterno rival la victoria tuvo «más notoriedad».

Por ello, apostó por rebajar el optimismo y repitió una frase que ya utilizó en el inicio de la presente temporada: «el elogio debilita».

«El equipo es suficientemente inteligente para saber la dificultad que tiene jugar al fútbol y lo difícil que es conseguir los objetivos. La temporada va a presentar muchas dificultades», avisó.

Si bien admitió que «las perspectivas son optimistas» con la recuperación de lesionados como Leo Messi y la entrada en el equipo a partir de enero de 2016 de Arda Turan y Aleix Vidal, el técnico del primer equipo azulgrana recordó que el «fútbol es un deporte más que caprichoso».

«Hay muchas cosas que mejorar. El sábado estuvimos a un nivel altísimo de presión, pero en el inicio del segundo tiempo bajó. Se puede mejorar la posesión, la efectividad, la defensa en repliegue. Que el partido acabara como acabó no quiere decir que no se puedan mejorar aspectos», puntualizó.

En el ámbito defensivo, sin embargo, su equipo dio un paso adelante en las últimas cinco jornadas, en las que Claudio Bravo y Marc-André ter Stegen dejaron la portería a cero.

EFE