EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Foto EFE

Los refugiados en Grecia temen una reacción en cadena de prejuicios

El temor a una ola de xenofobia ha alertado a algunos dirigentes políticos en Europa, y tras las advertencias lanzadas desde Grecia y Alemania, hoy lo hizo el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean Claude Juncker

15/11/2015 | 03:58 pm


ATENAS.- Tras el hallazgo de un pasaporte registrado en una isla griega en uno de los escenarios de los atentados de París, muchos refugiados temen ahora que se les vea como potenciales terroristas en lugar de como víctimas de una guerra.

El temor a una ola de xenofobia ha alertado a algunos dirigentes políticos en Europa, y tras las advertencias lanzadas ayer desde Grecia y Alemania, hoy lo hizo el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean Claude Juncker.

Desde la cumbre del G20 en Antalya (Turquía), Juncker pidió a todos en Europa «no confundir» a los terroristas que perpetraron la cadena de atentados del viernes en París con los refugiados que «huyen de la filosofía y mentalidad que inspiran» estos actos.

El caso es que «los refugiados están aterrorizados», como explica Tzanetos Antypas, presidente de Praksis, una organización griega que presta ayuda social y médica a los recién llegados, quien agrega que muchos tienen miedo a que se produzca una reacción de rechazo generalizado en la sociedad, un «automatismo social».

«¿De que no acusan?, nos preguntan. Nosotros estamos aquí para seguir nuestro camino, dicen», relata Antypas.

En una línea similar se expresa el presidente del movimiento antirracista griego KEERFA, Petros Konstantinu, quien además opina que los atentados de París servirán a muchos de los Estados que no querían abrir sus fronteras para trasladar un mensaje racista y xenófobo.

Konstantinu cree además que es una hipocresía calificar de potenciales terroristas a personas que han sido obligadas a abandonar su país no solo ya a causa de los bombarderos del presidente sirio, Bashar el Asad, y del Estado Islámico, «sino de Estados Unidos y de Francia», todo porque se encontró un pasaporte en uno de los escenarios del crimen.

Tampoco Antypas tiene duda de que el asunto del pasaporte elevará los sentimientos de xenofobia, intolerancia y racismo.

«Pero yo me pregunto: ¿Hasta qué punto puede ser considerada culpable una mujer embarazada que huyó de su país? ¿El objetivo de esta mujer era llegar a Europa para transformarse en kamikaze? ¿Hasta qué punto puede ser considerado culpable el hombre que camina con un niño sobre sus hombros en medio de la lluvia? ¿Es su sueño convertirse en kamikaze una vez llegado a Europa?», clama Antypas.

El pasaporte encontrado en uno de los lugares de las matanzas de París estaba a nombre de un ciudadano sirio, pero no hay certeza de que perteneciera realmente a la persona junto a la que fue hallado.

Según informó hoy el Ministerio del Interior serbio, el pasaporte estaba a nombre de un refugiado con las iniciales A.A. que entró en Serbia el 7 de octubre, es decir, cuatro días después de ser registrado en Grecia.

EFE