EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



El director de la Ópera de París, Stéphane Lissner

Lissner: «Si la ópera no crea debate, corre un riesgo enorme»

20/12/2018 | 11:41 am


PARÍS.- El director de la Ópera de París, Stéphane Lissner, comienza la segunda mitad de su mandato con un doble aniversario, el 350 del nacimiento de la institución y los 30 años de la sede de Bastilla, donde ha impuesto su visión para acelerar la reforma de este arte antes de que desaparezca.

«La ópera necesita descubrir nuevos títulos, nuevos artistas que tengan visiones actuales», señala en una entrevista a Efe y avanza su augurio: «Si la ópera no crea debate, corre un riesgo enorme».

En lo que va de año, la Ópera de París, formada por el histórico teatro de Garnier, inaugurado en 1875, y el de Bastilla, de 1989, ha tenido una tasa de ocupación del 93 %, con 900.000 plazas vendidas.

Se acerca así al objetivo con el que nació la hermana menor hace tres décadas: ser más accesible, ofrecer más asientos y llegar al millón de plazas.

Lissner (París, 1953) enarbola la bandera de la democratización a la que han ayudado sus propuestas desde 2014, como la instauración de un preestreno exclusivo para menores de 28 años por diez euros, descuentos del 40 % a menores de 40 años, entradas de último minuto a precios atractivos y una amplia gama de abonos.

«Hay que comprender una cosa, el modelo económico de la ópera ha cambiado. Hoy no está financiada por el Gobierno, que daba el 60 o 75 % y nosotros hacíamos el resto de la facturación. Ahora, es el Estado el que completa el 40 o 45 % restante del presupuesto, obtenido con ingresos privados», arguye.

La segunda estrategia a la que obliga la transformación de la institución en una empresa con objetivos económicos, asegura, es vincular los espectáculos a la actualidad y renovar así al público.

EFE

Radio Escuela

Videoteca

Playlist Mega

Zona Éxitos