EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Actor Liam Neeson/San Sebastián/EFE

Liam Neeson: La elegancia de ser Philip Marlowe

24/09/2022 | 09:30 am


SAN SEBASTIÁN.- El actor Liam Neeson afirmó este sábado en el Festival de Cine de San Sebastián, norte de España, que accedió a interpretar de nuevo al emblemático Qui-Gon Jinn, el jedi más atractivo de la saga «Star Wars», en la serie que produjo Ewan McGregor «Obi Wan», porque no quería que «nadie más» interpretara a su personaje.

El irlandés, nominado al Oscar por «La lista de Schindler» (1993), defendió hoy, en la jornada de clausura del certamen español, a otro mítico personaje, Philip Marlow, con el que vuelve a las pantallas dirigido una vez más por su compatriota Neil Jordan en la película «Marlow».

El actor puso cara de sorpresa al ser preguntado por «Star wars» nada más llegar a la sala donde ofrecía una rueda de prensa junto al director de «Marlowe» y a su compañera de reparto, la alemana Diane Kruger.
«Qui-Gon Jinn, ‘gin-tonic’ -dijo Neeson-, como me llamaba Ewan McGregor».

UN TRIBUTO A GEORGE LUCAS

Después de tiempo sin verse, el actor escocés le pidió a Neeson que interpretara de nuevo a Qui-Gon en la serie «Obi Wan» que estaba produciendo. «Aparecí en el último episodio, soy un poco ‘snob’ con esto de la tele, pero no quería que nadie más interpretara a ese personaje», dijo Neeson.

«Ewan es amigo. Estábamos en Los Ángeles ante una pantalla verde y Ewan, como Obi Wan, estaba subido a un camello de verdad; yo solo tenía tres frases de diálogo, y cuando ensayamos, la gente empezó a llorar, fue maravilloso».

Recordó que «Star Wars: Episodio I-La amenaza fantasma» se rodó hace 25 años, pero no salió hasta 1999, cuando la tecnología lo permitió.

También lo hizo como tributo a George Lucas (el creador de la saga «Star Wars») por «ese mundo que creó en su día, un mundo del que cada cultura, cada país del mundo, tiene un tema mitológico asociado a cada una de sus naciones. Lucas fue muy listo».

EN LA PIEL DE PHILIP MARLOW

Neeson dijo que era un «sueño» para él interpretar al detective privado Philip Marlow, más en la versión que su compatriota Jordan ha escrito basándose en el libro de Benjamin Black (seudónimo del escrito John Banville, también irlandés) «La rubia de ojos negros».

«Ha habido ya actores extraordinarios que han interpretado al personaje, Humprey Bogarr, Elliot Gould, la versión maravillosa de Robert Altman, que vi hace poco; Sterling Hayden o Robert Mitchum… Me avergüenza decir que nunca había leído a Chandler, y lo hice ayudándome de mi amigo Kindle, devorando uno tras otro, todos sus libros».

«Pero nunca me he sentido intimidado por el mito del personaje; ya había trabajado cuatro veces con Neil (la primera vez, en 1996, «Michael Collins»), y siempre da giros inesperados. Fue increíble volver a trabajar con Jessica Lang otra vez tras «Rob Roy» (1995), y con Diana, que rodamos en Berlin hace 12 años. Alan Cumming… el elenco era maravilloso, eso sí que me intimidaba», señaló.

Teñido de rubio, con bigote y patillas, camisa blanca sin corbata, Neeson desveló que es el «look» de su nuevo personaje en «Thug», que dirige el noruego Hans Petter Moland, con el que ya trabajó hace unos años.

La acción de «Marlow» se sitúa a finales de los años 30, en los bajos fondos de Los Ángeles (LA), en el auténtico entorno del cine negro, aunque Jordan decidió rodar en Barcelona porque en «LA no queda nada». La cinta varía también la edad del detective para acercarla a los setenta que tiene Neeson, cuyo personaje no para de repetir que «no está para estos trotes» y que lo que quiere es su pensión ya.

Krueger, deliciosa como «femme fatal», ha bromeado sobre el motivo de querer hacer esta película: «Querer matar a mis amantes», dijo entre risas.

«No interpretamos mucho este tipo de papeles. Estas películas ya no se hacen. Y la oportunidad de trabajar con Neil (…) Me gustaron las ideas para mi personaje, me emocioné y creí que este era un papel que yo tenía que interpretar», explicó.

También estuvieron en la rueda de prensa varios de los productores irlandeses de la cinta, quienes desvelaron algunos detalles del proyecto, como que Jordan aumentó «la complejidad» al guión de William Monahan.

El propio director contó, por ejemplo, que inspiró su «Marlow» en la figura de Joseph Kennedy, que «por aquel entonces tenía un ‘affaire’ con Gloria Swanson y compró la emisora RKO para otros fines más allá del cine».

EFE