EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Lo escuchaste en: A Tiempo

Zulma Bolívar y Gerson Hernández en el estudio de URN

Ley de titularidad a beneficiarios de la GMVV enfrenta a expertos en construcción

Mientras Zulma Bolívar, del Instituto Metropolitano de Urbanismo, defiende el derecho a la propiedad, Gerson Hernández, de la Cámara Bolivariana de la Construcción considera que mercantilizar las viviendas perjudicará a los beneficiarios

 

08/03/2016 | 12:00 pm


zulma19

Zulma Bolívar

CARACAS.- La presidente del Instituto Metropolitano de Urbanismo Taller Caracas, Zulma Bolívar,  señaló que la escasez en el sector construcción es producto de las políticas económicas y de la anarquía en la toma de decisiones ignorando al inversionista privado. “Las consecuencias seguirán siendo las mismas si no cambiamos”.

En el Foro A Tiempo de Unión Radio, considera que la ley de titularidad de la Gran Misión Vivienda Venezuela, que impulsa la bancada opositora en la Asamblea Nacional –AN-, legitima el derecho de cada ciudadano a tener un techo y que es deber del estado proveérselo. “No hay nada oculto en esa ley, lo que está oculto son números de la GMVV pues cuando sacas la cuenta hay apartamentos que pueden costar millón y medio de bolívares, pero otros a costo real pueden llegar a entre 25 y 50 millones de bolívares, el estado y los venezolanos están perdiendo”.

Para Bolívar, la cifra de más de un millón de viviendas construidas por la GMVV no ha sido certificada por un notario “porque dentro de ese millón hay sustitución de casas por ranchos, la Misión Barrio Tricolor y reparaciones”.

Bolívar considera que lo prioritario es saber cuántas personas necesitan vivienda en el país.

Gerson Hernández

Gerson Hernández

Por su parte, Gerson Hernández, presidente de la Cámara Bolivariana de la Construcción y director general del Consejo de Integración Empresarial Bolivariano, considera que la ley de titularidad de la GMVV creará un nuevo problema pues “las viviendas podrán ser hipotecadas por un crédito y la gente podría terminar perdiendo sus viviendas”.

Para concluir, Hernández asegura que esta ley pone en riesgo a la GMVV porque los beneficiarios hipotecarán y si no pagan la deuda al banco perderán su vivienda.  “Pedirán un crédito para enfrentar la actual coyuntura económica y al final no van a poder pagar, el banco solo va a invertir  un millón 500 mil bolívares, al final se lo quitan y lo rematan y ese es el gran negocio”. 

Sonia Pomenta Llaña/Unión Radio