EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov/EFE

Lavrov ve grandes divergencias con Japón respecto al tratado de paz pendiente

10/05/2019 | 06:39 am


RUSIA .- El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, admitió hoy la existencia de grandes divergencias con Japón sobre la firma del tratado de paz pendiente desde la Segunda Guerra Mundial al reunirse con su colega nipón, Taro Kono.

«Espero que estas negociaciones nos permitan comprender en qué radican las divergencias, ya que éstas son muy significativas. Y entender donde hay espacio y opciones de acercar nuestras posturas«, dijo Lavrov a la prensa al inicio del encuentro, según informan las agencias locales.

Lavrov consideró «extremadamente importante» valorar de manera realista las perspectivas del proceso que afronta su tercera ronda desde que los presidentes de ambos países impulsaran el pasado año la reanudación de las negociaciones sobre la base de la Declaración Conjunta soviético-japonesa de 1956.

Expresó su confianza en que la llegada al trono del emperador Naruhito tras la abdicación de su padre, Akihito, que dio inicio a la era Reiwa, época de «belleza y armonía», también sea «fructífera» para las relaciones entre Tokio y Moscú.

Y recordó que ambos ministros tienen la «importante misión» de llevar las relaciones a un «nuevo nivel» que permita la toma de decisiones mutuamente aceptables sobre «problemas delicados», en clara alusión al contencioso territorial de las islas Kuriles.

Mientras, Kono se mostró dispuesto a discutir con Lavrov la solución del «asunto territorial» y la firma de un tratado de paz, y resaltó que una «auténtica cooperación» entre ambos países responderá a los intereses nacionales y contribuirá a la estabilización y desarrollo de la región de Asia-Pacífico.

En enero pasado en una cumbre en Moscú el presidente ruso, Vladímir Putin, y el primer ministro japonés, Shinzo Abe, se comprometieron a firmar el tratado de paz, aunque el jefe del Kremlin admitió que el trabajo sería «arduo».

Con todo, no hubo ni una sola referencia a una posible entrega de alguna de las cuatro islas Kuriles del Sur -Iturup, Kunashir, Habomai y Shikotan-, en poder soviético y después ruso desde el fin de la contienda mundial y reclamadas desde entonces por Tokio, donde se conocen como Territorios del Norte.

EFE