EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Guillermo Lasso (Foto EFE)

Lasso asume el lunes con reto de impulsar vacunas y economía en Ecuador

22/05/2021 | 05:17 pm


QUITO.- El próximo presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, que asumirá el lunes, afronta los retos de impulsar la vacunación masiva contra la covid como principal receta para reactivar una economía dependiente de la ayuda internacional y con un presupuesto limitado.

Su principal promesa de campaña y una de las que más expectativas despierta es la de vacunar a nueve millones en los primeros cien días de Gobierno, todo un desafío para Ecuador, que ha acusado innumerables retrasos en la recepción de viales y sufrido todo tipo de irregularidades por parte de funcionarios públicos.

Además, la nación andina arrastra un abultado endeudamiento heredado del Ejecutivo de Rafael Correa y agudizado por la pandemia, y dispone de un ajustado presupuesto estatal.

«A pesar del esfuerzo en el último año y medio, donde se dio un proceso de reestructuración de la deuda y se trató de disminuir el déficit fiscal, todavía está por encima de los 7.000 millones de dólares», aseguró a Efe el analista económico Fidel Márquez, prorrector de la Universidad ECOTEC de Guayaquil.

El experto calcula que el próximo Ejecutivo va a tener que buscar unos 3.000 millones de dólares «para poder cubrir las necesidades de financiamiento» este mismo año.

La confianza internacional en el futuro Gobierno de Lasso le concede de momento algo de crédito, y si antes de los comicios el riesgo país se situaba cerca de los 1.200 puntos, este viernes cerró en 722.

Se trata de un respaldo a su declarada intención de apertura («Más Ecuador en el mundo y más mundo en el Ecuador»), y su promesa de reducir de forma paulatina el impuesto de salida de divisas para estimular la inversión extranjera.

El mes pasado, el nuevo mandatario se entrevistó con el presidente colombiano Iván Duque, con quien abordó también el ingreso de Ecuador como miembro de pleno derecho en la Alianza del Pacífico, otra de sus estrategias de integración económica regional.

La Administración saliente también le deja la senda abierta para la negociación de un acuerdo comercial preferencial con EEUU, un pacto que aún tardará.

Otro de los desafíos no menores que aguardan al político centroderechista serán traducir sus proyectos de ley en acuerdos legislativos, dada su escasa representación parlamentaria de doce escaños, de los 137 de la Asamblea Nacional, lo que le obligará a negociar permanentemente.

La delincuencia organizada, la crisis carcelaria, la luchas contra corrupción y la independencia judicial, se añaden a la lista de cuestiones pendientes para el nuevo presidente en Ecuador.

EFE