EN VIVO DEPORTES



Jugadores del Inter festejando la anotación de Nicolò Barella. Foto cortesía: @Inter

Las contras son el arma letal del Inter de Milán

30/08/2022 | 05:39 pm


Roma.- El Inter no perdonó este martes las facilidades otorgadas por el Cremonese y derrotó 3-1 a un equipo que pagó los platos rotos de la derrota ‘nerazzurri’ con la Lazio la pasada fecha, gracias a tres contras letales que otorgaron el Derbi de Lombardía para retornar a la senda de la victoria y dejar sin sumar a los recién ascendidos en su retorno a la Serie A tras cuatro jornadas.

Tras la debacle ante la Lazio, los ‘nerazzurri’ necesitaban con urgencia la victoria, teniendo en cuenta además que el Milan sumó esta misma jornada su segundo empate en cuatro jornadas. Inzaghi introdujo cambios en su once, en especial en la delantera, forzado por la baja de Lukaku por lesión, donde formaron Correa y Dzeko, habituales suplentes.

Y no pudieron responder de mejor manera ambos en el inicio del choque. En el minuto 12, el argentino materializó la superioridad sobre el recién ascendido cuando recogió el rechace de una contra en la que participó el bosnio y estuvo orquestada por Barella tras un error en la ejecución de un saque de esquina del Cremonese.

Pese a un par de sustos del conjunto visitante, bien resueltos por Handanovic bajo los palos, el control fue de los locales. Dimarco, esta vez como central, fue un puñal descolgándose en ataque y acompañando a Dumfries y Darmian por los carriles, siempre profundos.

Barella, Brozovic y Calanhoglu impusieron su ritmo en el centro del campo encontrando con facilidad a Correa y Dzeko que cuajaron una notable actuación en ataque, mostrándose serviciales también en acciones defensivas.

El Inter encarriló el partido antes del descanso con otra contra. Esta vez endulzada con una preciosa y complicada bolea de Barella, a pase de Calanhoglu desde el borde del área que levantó de sus asientos a todo San Siro, atónito ante el golpeo de uno de sus adalides para redondear un buen primer acto y dejar el choque listo para la sentencia.

El conjunto visitante neutralizó el juego del local, mucho más relajado en la segunda mitad, y tomó el control del balón en San Siro, creando ocasiones para recortar distancias. Pero el Cremonese perdonó sus ocasiones y eso lo aprovecharon los ‘nerazzurri’.

Esta vez fue Lautaro Martínez, a falta de 15 minutos para el final, el que sacó provecho de la endeble defensa visitante. Otro saque de esquina a favor del Cremonese, otra contra letal del Inter. Barella salió con el balón y encontró al argentino en profundidad, que usó su cuerpo para ganar la posición y finalizó con su pierna «mala», raso y potente, para completar la goleada en un partido marcado por las contras y la debilidad defensiva de su rival.

Con los tres puntos bajo el brazo, el Inter se dejó llevar y provocó que el Cremonese creciera en los últimos instantes. Tanto que Okereke, con un ajustado golpeo que colocó en la escuadra, recortó distancias en el minuto 90 para amargar la noche interista.

Los tres puntos se quedaron en casa tras un partido que el Inter mató a la contra sin romper a sudar. No necesitó sacar su mejor versión para golear a un Cremonese que sigue en problemas y necesitado de solventar sus debilidades en el fondo si quiere luchar por mantener la categoría.

EFE