EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



La presidenta argentina, Cristina Fernández (2d) y el gobernador de la provincia de Buenos Aires y candidato presidencial por el Frente para la Victoria (FPV), Daniel Scioli (2i)

La provincia de Buenos Aires, prueba de fuego en la elección presidencial

El próximo domingo, «se va a pelear voto a voto», vaticina el consultor Ricardo Rouvier, una predicción aplicable tanto a la provincia de Buenos Aires como a toda Argentina

21/10/2015 | 10:58 am


BUENOS AIRES.-Principal distrito electoral del país y tradicional bastión peronista, sus 11,8 millones de votantes, casi uno de cada cuatro en Argentina, convierten la provincia de Buenos Aires en la prueba de fuego para los aspirantes presidenciales.

«Quien controla este distrito tiene un acceso asegurado, incluso haciendo una elección más o menos mediocre en el resto del país, a la Presidencia», afirma a Efe Patricio Giusto, director de la consultora Polilat.

Históricamente, los números le dan la razón: Desde 1983, con el retorno de la democracia a Argentina, quien ha triunfado en el mayor distrito electoral del país lo ha hecho también a nivel nacional.

Desde 1987, la provincia, con una extensión mayor a la de Italia, ha estado gobernada por el peronismo. No en vano, el municipio bonaerense de La Matanza, uno de los más emblemáticos de este territorio, se conoce popularmente como «la capital nacional del peronismo».

Su gobernador durante los últimos ocho años, el peronista Daniel Scioli, es ahora el favorito en las encuestas sobre los comicios presidenciales del próximo domingo, 25 de octubre, pese a una gestión de claroscuros en la provincia.

«Lejos de resolver los problemas, deja la provincia peor que cuando la recibió», opina Giusto al destacar los retrocesos experimentados en seguridad, educación y sanidad.

La otra cara de la moneda es el candidato kirchnerista al gobierno provincial, Aníbal Fernández, con una imagen rechazada por un amplio sector de la población bonaerense.

La candidata de la coalición opositora Cambiemos, María Eugenia Vidal, encabezada a nivel nacional por Mauricio Macri, aspira a capitalizar ese rechazo y dar la sorpresa, convirtiéndose en la primera mujer al frente de la Gobernación bonaerense.

Tanto Cambiemos como la tercera fuerza en intención de voto, Unidos por una Nueva Alternativa, advierten del riesgo de fraude e irregularidades y han puesto en marcha ambiciosos operativos para contar con fiscales en las cerca de 40.000 mesas provinciales.


EFE