EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Foto Cortesia

La pasión y el arte geométrico de Elena Asins llegan a la FIL de Guadalajara

25/11/2017 | 10:11 am


GUADALAJARA.- La pasión y la sensibilidad del arte geométrico de la artista española Elena Asins (1940-2015) hacen parte de una retrospectiva inaugurada hoy en el marco de las actividades de Madrid, como invitada de honor a la mexicana Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara.

La muestra titulada «Fragmentos de la memoria II» es producto de la colaboración entre el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, con sede en Madrid; el Museo de las Artes de la Universidad de Guadalajara (Musa) y el Ayuntamiento de Madrid, y reúne 90 obras que suman 280 piezas en total que se exhiben por primera vez en Latinoamérica.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, dijo durante la inauguración que esta exposición fue ideada como una «ceremonia de la memoria» en torno al trabajo de la «artista tan multiforme que fue Elena Asins».

Además, añadió, es un homenaje a las mujeres y en especial a la artista plástica que también fue pionera en el arte desde las herramientas digitales.

«La gran artista que es Elena Asins tiene esas dos cualidades que son tan singulares y a su vez tan importantes en este momento de la evolución del mundo. Es una investigadora, es una científica, es una artista de la computación, pero que recoge mucho de lo que tiene el saber femenino», declaró.

Pintura, collage, escultura, dibujo, serigrafía, impresiones digitales y vídeo componen esta muestra a lo largo de 10 salas del Musa, que ofrece un amplio panorama del trabajo artístico de la española, quien obtuvo el Premio Nacional de Artes Plásticas en 2011.

La exposición tiene su antecedente en la gran retrospectiva que el Museo Reina Sofía hizo a la artista en 2011, en la que se presentó una buena parte de su obra.

Para esta ocasión se complementó con una selección de 40 piezas del legado que el Museo heredó tras su muerte, explicó Carmen Fernández Aparicio, una de las curadoras, antes de la inauguración.

El blanco y negro y algunos matices de grises inundan las salas del Museo de las Artes, una paleta que Asins prefería por sobre los colores más vivos, que sin embargo están presentes en algunas piezas de su trabajo más temprano.

EFE