EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Creaciones del diseñador español Juan Vidal

La moda española invita a trasnochar

Brillos, transparencias, tules, estampados y mucha femineidad en los diseños de creadores españoles durante la pasarela Madrid Fasion Week

20/02/2016 | 06:04 pm


MADRID.- Los diseñadores españoles se liberan de convencionalismos e idean una mujer onírica, controvertida, luchadora, una atractiva mezcla que brilla en la noche con vestidos cuajados de sensualidad, según se vio hoy en la tercera jornada de la pasarela Madrid Fasion Week.

En su obsesión por construir prendas de estructura arquitectónica, Amaya Arzuaga trabaja el patrón hasta crear volúmenes suspendidos y siluetas que gravitan con la intención de crear una moda de arquitectura espacial.

Espléndidos vestidos de volúmenes cúbicos, algunos de ellos en crepé foamizado, construyen una colección de noche donde el negro es el protagonista absoluto del mundo espacial y galáctico que ha creado en el que sobresalen las cinturas y los cuellos, realizados con un tejido de espejo, la nota brillante de algunas de las prendas.

Ion Fiz regresa al París de sus sueños, donde debutó en su semana de la moda, y desde donde la imagen de Catherine Deneuve le ha inspirado para crear una colección luminosa en la que los vestidos de noche y novia en crudo y oro, invitan a vivir una noche mágica.

  • Diseños Moisés Nieto

Un diseño en tul de seda con tiras rasgadas puso el punto y final a una colección con estampados de caballos y bailarinas.

Relajada y armoniosa fue la propuesta de Iñaki y Aitor Muñoz, dúo creativo de Ailanto, que subieron a la pasarela fluidos vestidos de aire folk con canesú y volantes, pantalones de talle muy alto que parecen faldas o pichis rectos en patchwork, prendas que se acompañaban de vistosos collares a modo de tapiz.

Libre también se siente Ana Locking, que lucha contra viento y marea, para hacer prendas que brinden libertad, «propuestas abiertas para que cada uno marque su propio estilo», explica esta diseñadora que considera que los vestidos de noche al uso están «trasnochados».

Oníricos son los estilismos de noche, en los que ha propuesto vestidos largos de plumeti conjuntado con una cazadora bomber y aderezado con cinturones de cuero. «Un vestido de noche con una americana masculina sobre los hombros me parece superelegante», dice Locking.

Juveniles y pegadas al ritmo que marca la calle son las propuestas que día de Ana Locking, en las que se han visto vestidos góticos o minifaldas de lentejuelas combinadas con jerséis de punto.

Divertidas y brillantes las sudaderas con la imagen del Pato Donald, una colaboración que ha emprendido con Disney y con la que quiere rendir un homenaje a todos «los héroes anónimos que luchan día a día con la rutina de esfuerzo, de tenacidad».

Moisés Nieto vende el 80% de su colección en Japón. «Les encantan los volantes y los cortes asimétricos», comenta el diseñador.

Nieto cierra su trilogía de la España profunda -Bernarda Alba, Torremolinos- con «Las Trece Rosas», una colección que reivindica la libertad de la mujer. «Es una interpretación personal de 13 mujeres que luchan por manifestar su voz», cuenta este diseñador que saca a la pasarela hermosas piezas plisadas con acabado metalizado.

Aunque el pantalón es la pieza más importante, Moisés Nieto expresa la feminidad de la mujer a través de minivestidos que dibujan la silueta al ritmo de los volantes y el contraluz de los encajes. «Es un trabajo de contraste, paso del recato al atrevimiento de las transparencias», cuenta.

Juana Martín mantiene su esencia y defiende el volante y folclore andaluz y, en esta ocasión, llevó a la pasarela madrileña «Redemptio», una colección basada en la cultura del luto, «un ritual impuesto que nada tiene que ver con el dolor interno de la persona», cuenta Martín.

Miguel Becer, alma de la firma Manémané, debuta en la pasarela de los veteranos, tras dos temporadas en el EGO con una colección en la que reinterpreta las prendas de la abuela, eso sí, en versión contemporánea, con un toque transgresor.

EFE/SPLL