EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



La marihuana avanza hacia la legalidad pese a las normas internacionales

21/04/2016 | 07:08 am


NACIONES UNIDAS.- Pese a que sigue siendo una sustancia prohibida según las convenciones internacionales sobre drogas, la marihuana avanza poco a poco hacia la legalidad, tal y como quedó hoy patente en Naciones Unidas.

El debate sobre el cannabis, aunque fuera de los papeles oficiales, es de fondo uno de los asuntos centrales de la primera sesión especial sobre drogas que la Asamblea General de la ONU celebra en 18 años.

En la primera jornada fue el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, el que acaparó buena parte de la atención al abrir la puerta a la legalización de la marihuana para uso médico en el país.

Canadá, un país que ya dio ese paso hace años, fue hoy más allá y anunció que en 2017 propondrá legalizar la sustancia también para uso recreativo, una promesa electoral del primer ministro liberal, Justin Trudeau.

«Vamos a presentar legislación en la primavera de 2017 que asegure que mantengamos la marihuana lejos de las manos de nuestros niños y los beneficios lejos de las manos de los criminales», adelantó la ministra canadiense de Salud, Jane Philpott, en su discurso ante la Asamblea General.

Canadá seguirá así la senda abierta por Uruguay, el primer país del mundo en permitir oficialmente el cultivo y la distribución de marihuana, desde la aprobación en 2013 de una ley impulsada por la administración del entonces presidente José Mujica.

Uruguay defendió hoy su modelo en la sede de la ONU y dijo que está en contacto con las autoridades canadienses y otros Estados que están considerando regularizar el cannabis.

«Nos interesa mantener vínculos con aquellos países que tienen políticas centradas en los derechos de las personas y en la salud pública», explicó en una conferencia de prensa el encargado de la Junta Nacional de Drogas del país, Milton Romani.

Pese a ello, Romani dejó claro que Uruguay «no pretende universalizar» su modelo, sino que está a favor de un consenso internacional en el que tengan cabida distintos enfoques.

Sobre el papel, el experimento uruguayo está fuera de las convenciones internacionales que regulan las políticas sobre drogas y la iniciativa, de hecho, ha sido criticada por el organismo de la ONU encargado del control de estupefacientes.

EFE