EN VIVO NOTICIAS



La escritora canadiense Jocelyne Saucier, EFE

La canadiense Jocelyne Saucier canta a la vejez en “Y llovieron pájaros”

05/04/2018 | 07:04 am


BARCELONA.- La escritora canadiense Jocelyne Saucier lanza un canto a la vejez en su última novela, “Y llovieron pájaros”, distinguido con el Premio de los Cinco Continentes de la Francofonía y que en Alemania ha superado los 90.000 ejemplares vendidos.

“Y llovieron pájaros” (Editorial Minúscula), cuarta novela de esta escritora de New Brunswick y primera que se publica en castellano, narra la historia de tres hombres que han elegido retirarse del mundo y vivir en los bosques del norte de Canadá.

Son tres hombres peculiares, ya ancianos, que aman la libertad, pero un día llega una fotógrafa que busca a uno de los últimos supervivientes de los Grandes Incendios, un tal Boychuck.

Poco después aparece Marie-Desneige, una mujer pequeña de más de ochenta años que llegará como una brisa ligera que alborotará sus vidas.

“Cuando empecé esta novela, no sabía hacia dónde me llevaría, fue como una iluminación, como dice Carson McCullers, y al final he escrito una novela que habla de libertad, de vejez y de amor en los últimos años”, dijo hoy en Barcelona Saucier, para quien “la vejez es un período que dura tanto tiempo como la juventud, y que no es sinónimo de algo triste”.

Recordó que ella misma vio como murieron con menos de 30 años dos de sus hermanos y además tuvo dos hermanos discapacitados, y durante mucho tiempo se sintió como una “superviviente” y le llevó a pensar que “la vejez es un privilegio que no tienen todos”.

En esta novela, añade la autora, “los viejos no se quejan, porque me parece que en las películas y en los libros, son presentados de manera triste, se destaca lo que pierden con los años”.

Por el contrario, Saucier cree que “la vejez es un tiempo para aprovechar la vida” y sus protagonistas son “dueños de su vida y de su muerte, porque ante cualquier eventualidad tienen un frasco; y por eso la palabra mágica de la novela es libertad”.

Cuando piensa en sus personajes, la escritora se da cuenta de que “vivir en el bosque, con los animales y con la naturaleza, te sitúa muy cerca de la vida y de la muerte” y eso justifica, agrega, el sentido del humor con que afrontan su muerte.

Lamenta que la literatura de Québec -la región en la que se instaló hace décadas- no llegue demasiado a España y aventura que en la próxima década “será el momento de la cultura amerindia autóctona”.

EFE

¿Está de acuerdo con el referendo revocatorio a los diputados de la Asamblea Nacional?

Loading ... Loading ...