EN VIVO NOTICIAS



Cortesía

Irak pide colaboración con la ONU para documentar y castigar crímenes del EI

11/02/2019 | 12:11 pm


BAGDAD.- El presidente iraquí, Barham Saleh, destacó hoy la importancia de documentar los “horribles crímenes” del grupo terrorista Estado Islámico (EI) en el país, durante un encuentro en Bagdad con el jefe del equipo de investigación de la ONU sobre estos crímenes, Karim Khan.

Saleh subrayó la necesidad de “acelerar la recopilación y archivar las pruebas” que demuestran que el EI cometió crímenes contra los iraquíes, que pueden ser tan graves como el “genocidio”, y llevar posteriormente a los culpables ante tribunales internacionales especializados, según un comunicado de la presidencia.

Asimismo, subrayó el “gran papel” de la ONU y la importancia de que se coordine con las autoridades iraquíes y las ONG para “documentar lo que el pueblo iraquí ha sufrido en cuanto a asesinatos, opresión y secuestros” a manos del EI.

El presidente aseguró que “los iraquíes de todas las sectas han sufrido la opresión y la violencia del EI”, por lo que son necesarios “esfuerzos conjuntos y cooperación seria para garantizar investigaciones creíbles y exhaustivas que cumplan con los estándares internacionales con el fin de identificar a los responsables y garantizar que sean juzgados“.

Por su parte, Khan explicó a Saleh la labor de la ONU para investigar y documentar los crímenes cometidos por los yihadistas, así como los pasos para ponerse en contacto con los supervivientes y las ONG que les prestan ayuda.

Según la presidencia iraquí, Khan dijo que hay que adoptar “muchas medidas necesarias para tratar” las consecuencias de las atrocidades del EI, con la participación de las distintas agencias de Naciones Unidas y de la comunidad internacional.

Khan fue nombrado en mayo de 2018 al frente de un equipo especializado de la ONU para apoyar a las autoridades locales a la hora de investigar, documentar y hacer rendir cuentas a los terroristas del EI por los crímenes perpetrados en Irak.

Los radicales irrumpieron en el país a mediados de 2014, conquistaron amplias zonas del norte y el oeste y persiguieron a las minorías étnicas y religiosas, como los yazidíes, miles de los cuales fueron asesinados y secuestrados en agosto de ese año.

EFE