EN VIVO NOTICIAS



Portavoz del ministerio iraquí de Exteriores, Ahmed al Sahaf

Irak asegura que está “muy estable” tras anuncio de EEUU de retirar personal

15/05/2019 | 01:40 pm


BAGDAD.- El Gobierno iraquí afirmó hoy que el país está “muy estable” pese a la decisión de Estados Unidos de ordenar la salida de su personal diplomático de Irak y después de que Alemania y Holanda anunciaran la suspensión de las tareas de entrenamiento militar.

El aumento de la tensión en el Golfo Pérsico salpicó hoy a Irak, un país que está tratando de jugar un papel mediador entre Irán y Estados Unidos, y que hoy vio cómo Washington anunciaba la evacuación del personal no imprescindible de su embajada en Bagdad y su consulado en Erbil, capital de la región del Kurdistán (norte), por riesgos de seguridad.

El portavoz del ministerio iraquí de Exteriores, Ahmed al Sahaf, dijo en un comunicado que “la situación de seguridad en Irak es muy estable” al tiempo de asegurar que su Gobierno respeta a sus socios y amigos, y comparte intereses comunes con ellos.

“El Ministerio de Exteriores iraquí está en coordinación con todas las partes, se compromete al diálogo y la posibilidad de crear oportunidades de equilibrio” en la región, agregó.

La reacción del portavoz se produjo después del anuncio del Gobierno estadounidense, que con esta decisión dejará “limitada” su capacidad de brindar servicios a sus ciudadanos en el país asiático y temporalmente no tramitará visados.

La embajada recomendó a sus ciudadanos que salgan de Irak “tan pronto como sea posible” por medios de transporte comerciales, que eviten instalaciones estadounidenses en Irak, que revisen sus planes de seguridad personales y que estén atentos a los medios de comunicación locales.

Tras el anuncio estadounidense, Alemania informó de que ha suspendido temporalmente el trabajo de adiestramiento a los efectivos de las fuerzas armadas iraquíes.

En una rueda de prensa ordinaria, el portavoz del Ministerio de Defensa, Jens Flosdorff, confirmó que el ejército alemán “ha suspendido el entrenamiento, orientándose en sus socios”, aunque subrayó que “eso no quiere decir que no se vaya a retomar” en los próximos días.

Reconoció que la situación es de “alerta elevada”, aunque señaló que el ejército alemán no tiene “indicios propios” de un inminente ataque por parte de Irán, como sostiene Estados Unidos, ni tampoco de “una amenaza concreta de atentado contra objetivos alemanes”.

Holanda también anunció una decisión similar con la suspensión de las tareas de entrenamiento que llevan a cabo los 50 soldados que tiene en Erbil, alegando “amenazas” para la seguridad que no especificó.

Estos soldados forman parte de la coalición internacional que trabajan en tareas de capacitación a soldados kurdos en la lucha contra el grupo terrorista Estado Islámico en Irak y Siria, y de momento quedarán acuartelados en su base en Erbil.

El portavoz señaló no obstante que “no está actualmente entre los planes” el regreso de los soldados holandeses en la zona.

La respuesta de Estados Unidos y sus socios europeos se produce en pleno aumento de tensión entre Washington e Irán, país vecino a Irak y con gran influencia en Bagdad.

El pasado septiembre Estados Unidos cerró su consulado en Basora (sur) después de que se registraran disparos en las inmediaciones del edificio, de los que Washington culpó a las milicias apoyadas por Irán.

Los disparos en las cercanías del consulado de Basora se produjeron en el contexto de unas protestas multitudinarias, motivadas por una crisis en el sistema de abastecimiento de agua, en las que también resultó incendiado el consulado iraní.

La temperatura política comenzó a elevarse el pasado fin de semana después de que Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos denunciaran el supuesto sabotaje de varios buques en aguas alrededor del Golfo Pérsico.

En la última semana, EEUU ha enviado al golfo Pérsico el portaaviones “Abraham Lincoln”, el buque de asalto anfibio “Arlington”, misiles “Patriot” y bombarderos, tras denunciar que había detectado “indicios” de planes ofensivos iraníes contra sus fuerzas e intereses en Oriente Medio.

EFE/SPLL